Anuncios

El llamativo color verde que luce uno de los lagos más populares de Córdoba

La contaminación del lago San Roque, en Villa Carlos Paz
La contaminación del lago San Roque, en Villa Carlos Paz - Créditos: @Municipalidad de Carlos Paz

CÓRDOBA.– El lago San Roque, seguramente uno de los más fotografiados y disfrutados de la provincia de Córdoba en el Valle de Punilla, luce con un nivel muy bajo de agua y cubierto de algas verdes.

Hay denuncias cruzadas por las competencias y responsabilidades entre el Gobierno provincial y la Municipalidad de Villa Carlos Paz. Sí está comprobado que las cianobacterias proliferan en las capas superficiales pero no afectan la calidad del agua para beber. El lago provee a la ciudad de Córdoba y la toma está a 20 metros de profundidad. El suministro para Carlos Paz depende de Cuesta Blanca.

Sobre el impacto en la salud, el propio Ministerio de Salud de la Nación tiene textos en los que señala que pueden provocar una amplia variedad de infecciones “como gastrointestinales, respiratorias, neurológicas, de la piel, de los oídos y de los ojos; siendo los síntomas más comunes la diarrea, erupciones cutáneas, dolor de oído, tos o irritación de congestión y dolor ocular”.

La exposición suele ocurrir por tomar ese agua en una situación recreativa, “además de la inhalación de los aerosoles que desprenden estas aguas y cuando se ingresa al agua con algún corte o herida abierta”.

El Intendente de Carlos Paz, Esteban Avilés, pidió a la Provincia que, “de manera urgente”, se realicen las “gestiones necesarias para la construcción de las redes domiciliarias de cloacas en todas las localidades de la cuenca”. Afirmó que la responsabilidad de invertir en la “solución definitiva del saneamiento” del lago es de la Provincia.

Las cianobacterias aparecen periódicamente en el lago, aunque suelen ser más frecuentes terminado el verano, en marzo y abril. Este año la sequía y el calor extremo aceleraron el proceso.

Hay focos de contaminación en distintas zonas del lago
Hay focos de contaminación en distintas zonas del lago - Créditos: @Municipalidad de Carlos Paz

El biólogo Federico Kopta explicó a LA NACION que el fenómeno se vincula con el aporte de nutrientes que acarrean los distintos cursos de agua, que “está enfatizado por restos cloacales, además de las temperaturas elevadas”. Es por eso por lo que se ven “focos de contaminación” en distintas zonas del lago.

Repasó que el problema tiene varias décadas. Ya en los 80 estaba, aunque admitió que empeoró con el paso de los años por el crecimiento demográfico y el “aumento de nutrientes provenientes de los líquidos cloacales”. También consignó que está el aporte de cenizas y suelo por incendios de montes y pastizales.

Avilés sostuvo que la inversión necesaria para sanear la cuenca alcanzaría los 30 millones de dólares, que “la Provincia deberá gestionar con recursos provinciales o financiamiento internacional”. Planteó que los principales contaminantes del lago son el río Cosquín y el “desmanejo de la Planta de Tratamiento de Líquidos Cloacales que opera ilegalmente la Cooperativa Integral, una situación que fue denunciada por el Municipio en reiteradas oportunidades y por la cual aguardamos la resolución de la Justicia”.

La respuesta de la Provincia no se hizo esperar. Edgar Castelló, secretario de Infraestructura Hídrica, explicó que en 60 días estarán inauguradas las plantas de tratamiento de líquidos cloacales que cubren al 95% de la población de la cuenca del San Roque (unas 250.000 personas). “La red domiciliaria no es una responsabilidad de la Provincia; hicimos las grandes obras para los distintos municipios. Todo sistema cloacal es un servicio municipal y si hay vertidos clandestinos, también”, apuntó a LA NACION.

La planta de tratamiento de líquidos cloacales de Villa Carlos Paz funciona desde 2008 y, según la Provincia, tiene una cobertura de 65%, aunque Castelló indicó que “es bastante menor a eso” y enfatizó que ya podría estar terminada puesto que es la ciudad con “más influencia” sobre el lago.

En la Justicia

En abril del año pasado un fallo judicial ordenó a la Provincia presentar un plan de saneamiento del lago. La Cámara Contencioso Administrativa de Tercera Nominación determinó “la confección del proyecto de plan de saneamiento del lago San Roque y de desarrollo sostenible” y fijó un plazo de 60 días hábiles.

El programa se presentó en junio y el eje fue la continuidad de las obras de las plantas de tratamiento y las colectoras cloacales que se venían realizando y ahora Castelló indicó que se finalizarán en 60 días.

La sentencia fue una respuesta a una cautelar presentada por la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) de noviembre del 2022.