Anuncios

Lionel Messi en PSG, una renovación en duda y la “invitación” de Rodrigo De Paul: “Que se venga a Atlético de Madrid”

La continuidad de Lionel Messi en PSG sigue siendo una incógnita, y la eliminación en la Champions League profundizó las especulaciones sobre una posible salida
La continuidad de Lionel Messi en PSG sigue siendo una incógnita, y la eliminación en la Champions League profundizó las especulaciones sobre una posible salida - Créditos: @FRANCK FIFE

Si antes del cruce de los octavos de final de Champions League contra Bayern Munich las sensaciones alrededor de la posible continuidad de Lionel Messi en PSG eran positivas, la dura eliminación a manos del campeón alemán parecería haber puesto un freno a esa operación. El rosarino está disfrutando de una gran temporada a nivel individual, acumulando nada menos que 18 goles y 17 asistencias, pero un nuevo fracaso en la competencia de clubes que más le importa ganar a la entidad parisina reavivó el enojo de un sector de la hinchada con él, una reacción a la que sigue siendo inmune el gran símbolo del equipo, Kylian Mbappé.

Esta “guerra fría” con los ultras que ocupan las tribunas locales del Parque de los Príncipes no habría sido obviada por Nasser Al-Khelaïfi, el dueño qatarí de la institución, según informa el diario RMC Sport. También se sembraron dudas cuando faltó al más reciente entrenamiento del plantel, de cara al duelo del domingo ante Rennes, sin que se sepa de ninguna dolencia física. Pero también hay otro factor fundamental que hace que la cúpula del campeón francés reconsidere aceptar la renovación de la Pulga: su salario.

La masa salarial que acaparan Mbappé, Messi y Neymar es un tema de mucha sensibilidad puertas adentro en PSG
La masa salarial que acaparan Mbappé, Messi y Neymar es un tema de mucha sensibilidad puertas adentro en PSG - Créditos: @Anadolu Agency

El mismo medio señala que Messi habría pedido condiciones similares a las que hoy tiene en su acuerdo Mbappé, lo cual pondría aún más presión sobre la masa salarial que hoy se maneja en PSG. Entre Messi, Mbappé y Neymar, la proporción sería de casi el 50% del presupuesto destinado a salarios, y el número 30 sería el jugador del que PSG se podría desprender más fácilmente ante el extenso acuerdo del brasileño (su contrato vence recién en 2027 y planea retirarse en París) y el hecho de que el francés es el foco del proyecto en el largo plazo, que tiene como objetivo armar un plantel de jugadores jóvenes del país para evitar la sangría de su talento juvenil.

Por lo pronto, tanto el club como el futbolista tienen una cláusula para extender el acuerdo vigente hasta 2024, pero en el caso de permanecer en Francia, la intención de Messi es de firmar un vínculo por un año más, con opción a otro. Mientras tanto, Inter Miami sigue presionando públicamente para convencer al capitán argentino de arribar al fútbol estadounidense, aunque recientemente se sumaron otras voces que quieren acercarlo a sus destinos predilectos.

La primera en expresarse vino de una fuente impensada, el ex futbolista y entrenador italiano Roberto Donadoni, pero que ciertamente buscó apelar a la nostalgia y el corazón al elegir el destino ideal para él: “Creo que en este momento, en el mismo equipo en el que jugaba Maradona, en Napoli. Está jugando un fútbol perfecto para Messi, jugando con la pelota, sin demasiada velocidad pero con mucha técnica”, argumentó a Super Deportivo Radio el ex Milan, que tampoco se sonrojó al pensar en el impacto que generaría un movimiento al equipo, que también dirigió: “Sería el fin del mundo, que Napoli gane con Maradona y con Messi sería fantástico para el pueblo napolitano”.

En cuanto a la segunda opción, la lanzó Rodrigo de Paul, alguien mucho más cercano al rosarino, pero cuyo tono fue algo más jocoso para referirse al tema: “Si Leo tiene dudas de renovar con PSG, que venga a Atlético de Madrid. A Angelito [Correa] le decimos que le dé la 10, le buscamos algún departamentito por el centro de Madrid”, bromeó el ex Racing hablando con El Larguero, sin ignorar que un pase así sería muy complicado por el pasado del rosarino en Barcelona.

Luego utilizó la ocasión para elogiarlo aún más: “Es magia lo que hace. Vivís todo el tiempo con la sorpresa de qué va a hacer, nunca terminás de entenderlo, de leerlo. Es un extraterrestre, un animal. Cuando sentís que la va a perder porque está entre tres o cuatro, sale de esas situaciones. Cuando pensás que no te ve, te deja solo contra el arquero. Cuando creés que está cansado, tiene una marcha más que todos los demás. Para nosotros es muy emocionante eso”.

El “pedido” de Dugarry

La incertidumbre con respecto al futuro de Messi ciertamente causa impaciencia entre los fanáticos de PSG, pero pocos se han expresado en los mismos términos que el ex futbolista Christophe Dugarry. El campeón del mundo en 1998 y de Europa en 2000 con Francia es conocido por su soltura para hablar de ciertos temas, lo cual le generó fuertes polémicas en el pasado reciente, como cuando “festejó” la más reciente lesión de Neymar antes del partido de vuelta de los octavos de Champions.

Christophe Dugarry
Christophe Dugarry, ex campeón del mundo en 1998, volvió a arremeter contra Messi

Una vez más, el ex Mónaco y Olympique de Marsella sorprendió al pedirle públicamente a la Pulga que se expida sobre sus intenciones y que sea “honesto” con sus rendimientos: “Quiero escuchar a Messi expresarse. ¿Qué quiere este chico? En algún momento necesito que haga un balance, que se exprese, que nos diga que ama al PSG, que está contento, que sus actuaciones no han sido buenas en las últimas semanas por tal o cual razón, que todavía cree que tiene piernas para poder dar lo mejor, que ama a este club… En algún momento o otro, necesito que Messi me responda”, lanzó Dugarry, que después fue más directo en su crítica: “Claro, en base a su rendimiento no vamos a decir que quiere renovar, es obvio. Su rendimiento no está a la altura. Después, Messi ¿Para qué está ahí? ¿Está ahí por el marketing, por las camisetas?”, cuestionó. Mientras, Messi está a las puertas de celebrar su gol número 800 en clubes, apenas semanas después de recibir el premio The Best, en el corazón de París