Anuncios

La lesión de Guardado es algo de "cuidado"

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 29 (EL UNIVERSAL).- El regreso de Andrés Guardado ilusionó no sólo al León, sino al mismo futbol mexicano, y no era para menos, ya que no siempre se tiene la posibilidad de tener a un futbolista que brilló durante tantos años en el futbol de Europa.

Pero... después de cinco juegos disputados, entrando de cambio en algunas ocasiones y siendo titular en otras, el veterano futbolista de 37 años se lesionó en el partido contra el América, se desgarró el muslo derecho y debe tener mucho cuidado si es que quiere regresar al 100 por ciento.

"Sin duda la lesión de Andrés Guardado es de cuidado y debe tener mucha paciencia para estar de regreso", menciona el médico Carlos Suárez Ahedo.

En el juego contra las Águilas del América, de la Jornada 6, apenas el 10 de febrero pasado, en labor de sacrificio Guardado fue hasta el área de su equipo tratando de evitar una llegada del rival, entrando al área despejó, se tiró al césped, sintió el tirón y sabía que tenía que parar por el momento...

"Una lesión en el muslo de ese tiempo es riesgosa y complicada. A ver..., el músculo es como una gelatina, y no le puedes exigir de más, tienes que darle su tiempo preciso para que se desinflame. Es un tejido que se expande y se contrae", así que es de cuidado.

Guardado fue diagnosticado con un desgarro grado dos, "si hubiera sido grado tres hubiera necesitado sutura. Si quiere regresar al 100 por ciento, debe tener un buen proceso de rehabilitación. Esas lesiones pueden dejar fuera al futbolista por un año".

A pesar de su profesionalismo, la historia de Andrés Guardado ha estado marcada por infinidad de lesiones, sobre todo musculares, y ahora que se acerca la final de esta, deberá estar mucho más al pendiente de su cuerpo, para que esté en la mayor cantidad de juegos que pueda.