Anuncios

Lenin Moreno: "El correísmo jamás gobernará el Ecuador mientras no deje el autoritarismo"

Asunción, 23 feb (EFE).- El expresidente de Ecuador Lenín Moreno (2017-2021) consideró que el correísmo, movimiento liderado por su antecesor Rafael Correa (2007-2017), "jamás volverá a gobernar" su país mientras siga defendiendo un proyecto que postula la reelección indefinida.

"El correísmo no volverá a gobernar el Ecuador como movimiento mientras no abandone sus pensamientos sobre la reelección indefinida", dijo Moreno en una entrevista con EFE desde su residencia en Asunción.

El exmandatario mencionó "las consecuencias terribles, por ejemplo, que ha tenido Venezuela" e indicó que ya predijo la derrota del correísmo antes de las elecciones que llevaron al poder al ahora exmandatario Guillermo Lasso (2021-2023) y en los comicios en los que se impuso el actual gobernante, Daniel Noboa.

"Mientras no dejen de lado el autoritarismo y el creer que tienen que dominar absolutamente todos los espacios de Gobierno, del Ejecutivo, Legislativo, órganos de control; mientras no abandonen ese criterio, mientras no racionalicen sus postulados, no serán otra vez Gobierno", insistió.

Moreno, que se desempeña desde hace dos años en Paraguay como comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) en asuntos de discapacidad, consideró que su ruptura con Correa -de quien fue su vicepresidente (2007-2013)- "salvó" a Ecuador de convertirse en una Venezuela o una Nicaragua.

Ecuador en crisis

Consultado sobre la crisis de seguridad que sufre Ecuador, donde se decretó "conflicto armado interno" tras una ola de violencia y motines penitenciarios que se desató a raíz de la fuga de la cárcel de Guayaquil de alias 'Fito', el líder de la banda criminal 'Los Choneros', Moreno opinó que el país está "irreconocible".

El exmandatario atribuyó este escenario a "ciertas decisiones" de la Administración de Correa, pero también a la que tachó como "falta de control" en la lucha antidrogas durante el Gobierno Lasso.

"Parece que algunos elementos del Gobierno tuvieron un acuerdo con la mafia albanesa", afirmó Moreno, en alusión a Danilo Carrera -cuñado de Lasso- y quien es el principal sospechoso de un delito de delincuencia organizada en un proceso de corrupción en empresas del Estado.

El caso, según las primeras indagaciones, tiene como líderes del delito a Carrera y a Rubén Cherres, asesinado en marzo de 2023 y también relacionado con la llamada mafia albanesa, dedicada al narcotráfico y al blanqueo de dinero.

"Parece que en el Gobierno posterior al mío encontró completa libertad para ejercer sus actividades", comentó sobre la mafia albanesa.

También cuestionó la expulsión, en 2009, durante el Ejecutivo de Correa, de la Base Aérea de la ciudad costera de Manta, desde donde EE.UU. realizó durante una década operaciones antinarcóticos en la región.

A su juicio, esto significó "que no haya la custodia adecuada de las naves que llevaban narcóticos por el Pacífico".

De igual forma, criticó que se haya "indultado a los miembros de bandas criminales, entre ellos los Latin Kings", que firmaron un acuerdo de legalización con el Gobierno ecuatoriano en 2009 en medio de un proceso de paz.

Para Moreno, este convenio fue un "error".

Sin embargo, salió al paso de las críticas sobre la creación, en 2019, durante su gestión, del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), encargada del control penitenciario y que reemplazó al Ministerio de Justicia.

"El SNAI hasta el 2021 hizo su tarea. Ahora no nos olvidemos que el narcotráfico no lleva su rótulo en la frente que dice 'criminal', ellos hacen su trabajo en el submundo", justificó.

Plan económico de Noboa

Consultado sobre la focalización y segmentación de los subsidios a los combustibles que el Gobierno de Noboa prevé implementar para ahorrar entre 450 y 550 millones de dólares y afrontar un déficit de más de 4.600 millones de dólares, Moreno recomendó eliminar el subsidio, pero "gradualmente".

El expresidente debió dar marcha atrás en su estrategia de eliminar los subsidios a los combustibles, después de que el país vivió 11 jornadas seguidas de paralización y protestas en 2019 que se saldaron con al menos 6 personas muertos y unos 1.500 heridos. En 2020 implementó una banda de fijación del precio de las gasolinas.

Lasso también intentó focalizar los subsidios en 2021, pero una serie de protestas lo llevaron en octubre de ese año a congelar las alzas hasta entonces aplicadas a los carburantes.

Nina Osorio

(c) Agencia EFE