Anuncios

Latinoamérica, el papa y la UE se solidarizan con Chile por los devastadores incendios

Redacción América, 4 feb (EFE).- Chile vive este fin de semana “la tragedia más grande” desde el terremoto de febrero de 2010, según palabras del propio presidente Gabriel Boric, y por ello varios países latinoamericanos, además del papa Francisco y la Unión Europea (UE) han enviado en las últimas horas mensajes de solidaridad en medio de la emergencia y de condolencia por las víctimas de los incendios que están consumiendo el centro del país y que hasta el momento han provocado 64 muertos.

El mandatario chileno, desde la región de Valparaíso donde se han concentrado los fuegos más devastadores, decretó duelo nacional durante dos días, a partir del mañlana lunes, y también alertó de que la cifra de fallecidos "va a crecer significativamente".

La región de Valparaíso, situada a cien kilómetros al este de Santiago, es el epicentro de al menos siete incendios, según el último reporte de la Corporación Nacional Forestal (Conaf). Los incendios comenzaron el viernes por la mañana y se propagaron rápidamente debido a las altas temperaturas de la región y las intensas rachas de viento.

Es por esto que el papa Francisco pidió hoy, tras el ángelus en la plaza de San Pedro, rezar "por los muertos y heridos en los devastadores incendios en Chile".

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se solidarizó con el Gobierno y pueblo chilenos y aseguró que “la UE está lista para colaborar y brindar ayuda en estos momentos difíciles".

Borrell, en un mensaje publicado en la red social X, relacionó la tragedia con “los estragos de la sequía y el clima”.

Fuentes comunitarias explicaron a EFE que la ayuda de la Unión Europea llegará cuando Chile la pida formalmente a Bruselas. El apoyo que los Veintisiete prestarán dependerá del tipo de asistencia que solicite el país sudamericano.

Los mensajes de ayuda y fraternidad también llegaron de parte del Gobierno de Brasil, que expresó el sábado su "más profundo pesar" por el "significativo número de muertos" y las pérdidas materiales causadas por los incendios.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil hizo publica mediante un comunicado "su solidaridad con las familias de las víctimas, así como con el pueblo y el Gobierno de Chile".

En la misma línea, la Cancillería de Uruguay expresó su apoyo al pueblo y las autoridades chilenas “en los duros momentos" por los que atraviesan.

De igual forma, el presidente boliviano, Luis Arce, hizo llegar el respaldo al "hermano pueblo y Gobierno de Chile” en un mensaje publicado en las redes sociales donde menciona "la irreparable pérdida de vidas que ocasionaron los incendios que llevaron al presidente @GabrielBoric a declarar estado de excepción por catástrofe".

El Gobierno de Paraguay también se sumó el sábado a la ola de fraternidad latinoamericana ante esta tragedia. "Hacemos llegar al Gobierno y pueblo de Chile nuestra solidaridad y apoyo”, publicó el Ministerio de Relaciones Exteriores paraguayo en un mensaje en la red social en el que deseó "fortaleza a los innumerables damnificados".

El Gobierno colombiano también transmitió a las autoridades de Santiago su consternación "por la emergencia climática que atraviesa" Chile. Un comunicado difundido por la Cancillería colombiana atribuye la tragedia a "la implacable ola de calor que experimenta gran parte del territorio chileno".

"Manifestamos nuestras más sentidas condolencias por las víctimas que se reportan y hacemos votos por el bienestar de los más de doscientos desaparecidos reportados", añadió el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, país donde también se han multiplicado los incendios en los últimos días debido a las altas temperaturas.

Y el vecino Perú, también se sum-o a la ola de preocupación por la "grave situación", expresó “su pesar y solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Chile por las víctimas" y se ofreció a colaborar en las labores de extinción de los incendios.

(c) Agencia EFE