Anuncios

Latin American Amateur Championship: quién es Omar Morales, el mexicano que ya compitió con profesionales y deslumbra en Panamá

Lanza Omar Morales en la apertura de su tercera vuelta en el Latin America Amateur Championship; el mexicano es el puntero en Panamá, con tres golpes de diferencia.
Lanza Omar Morales en la apertura de su tercera vuelta en el Latin America Amateur Championship; el mexicano es el puntero en Panamá, con tres golpes de diferencia. - Créditos: @Logan Whitton

PANAMÁ.– A los jugadores mexicanos les sienta muy bien el campo de Santa María Golf Club, donde se está desarrollando el noveno Latin America Amateur Championship (LAAC). Puede dar fe especialmente Omar Morales, que se convirtió en el único de los 108 participantes capaz de ganarle al terreno, al calor y al viento en cada vuelta y llega a los últimos 18 hoyos como líder. Como desde el primer día, ahora con una ventaja de tres golpes sobre su compatriota Santiago De la Fuente.

Nacido en Puebla hace 21 años, Morales acompaña sus días en la práctica de este deporte junto a los estudios de negocios en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y muestra una mentalidad ganadora en su camino por las 7107 yardas de la cancha diseñada por una leyenda del golf, Jack Nicklaus. Mezcla de promesa y presente, Omar ya conoce lo que es jugar el US Open, una de las recompensas que ofrece este torneo que lleva al ganador también directamente a otros dos majors, el Masters de Augusta y el británico The Open.

Morales estudia el hoyo 1 en la tercera jornada del LAAC en Santa María Golf Club; el mexicano es el único golfista que estuvo bajo el par en los tres días de acción.
Morales estudia el hoyo 1 en la tercera jornada del LAAC en Santa María Golf Club; el mexicano es el único golfista que estuvo bajo el par en los tres días de acción. - Créditos: @Logan Whitton

En su caso, estuvo en junio pasado en la cita efectuada en Los Ángeles por haber atravesado con éxito la clasificación. Así, con tres participaciones en certámenes para profesionales, el mexicano llegó a Panamá como principal favorito a este campeonato exclusivo para aficionados de Latinoamérica y está respondiendo a esas expectativas. Parece casi imperturbable quien tiene como ídolo a Tiger Woods y no duda de sostener que los atletas que lo inspiran son el basquetbolista LeBron James, el futbolista Cristiano Ronaldo y el boxeador Floyd Mayweather.

Omar apunta tan alto como ellos, pero con los palos y la bolsa que esta semana lleva uno de sus hermanos, el mayor de tres en una familia en que la menor es mujer. La complicidad entre ellos queda al descubierto en cada cruce de miradas y en cada sonrisa cuando es el momento de elegir un tiro o cuando la bola rueda directa hacia el hoyo y se propagan los aplausos alrededor. El foco por estas horas está puesto en Morales, concentrado en que nada perturbe su andar hacia el título de campeón.

Omar Morales piensa su mejor opción custodiado por un caddie especial: uno de sus hermanos.
Omar Morales piensa su mejor opción custodiado por un caddie especial: uno de sus hermanos. - Créditos: @David Paul Morris

En el nivel amateur, el joven poblano fue el número uno mexicano en la temporada 2018-’19 y en esos años ganó dos veces el campeonato de la Asociación de Golf del Sur. “Estoy acostumbrado a jugar con este calor y por eso no me costó adaptarme. Además, la cancha me gustó desde el primer día y los edificios que la rodean le dan un marco poco habitual”, contextualizó Morales.

Competitivo, pese a la diferencia en favor, también mostró algo de fastidio al fallar un birdie en el 17 por pocos centímetros y cometer un doble bogey en el 18, en el que cedió la ventaja de cinco que había logrado. Así y todo, con cinco birdies y un águila, ofreció este sábado la mejor vuelta de la semana: 65, o sea, 5 golpes bajo el par. Sus 203 (-7) lo ponen en la cima. “Hay que mirar hacia el hoyo de adelante y no perder la buena actitud”, asegura quien juega desde los 6 años.

Joaquín Ludueña evidenció un gran progreso en la tercera vuelta del LAAC: la tarjeta de seis birdies, un águila y cuatro bogeys lo hizo ascender al sexto puesto, compartido.
Joaquín Ludueña evidenció un gran progreso en la tercera vuelta del LAAC: la tarjeta de seis birdies, un águila y cuatro bogeys lo hizo ascender al sexto puesto, compartido. - Créditos: @Logan Whitton

Entre los argentinos, Joaquín Ludueña, el chico que lleva en un brazo un tatuaje que expresa su adoración a Tiger Woods, ya no sufre por el dolor de muela que lo aquejaba en las prácticas y disfruta del buen juego que le permitió escalar en el clasificador. Firmó 66 (-4) en una vuelta que tuvo seis birdies, un águila y cuatro bogeys, suma 212 (+2) y llega a los últimos 18 hoyos como el representante nacional mejor ubicado, a 9 tiros de la vanguardia.

Dos compatriotas que consiguieron bajar el par en el tercer día, con 68, fueron Segundo Oliva Pinto, que acumula 215 (+5), y Manuel Lozada, que suma 216 (+6). En tanto, Vicente Marzilio (215) y Juan Martín Loureiro (218) tuvieron la jornada menos pensada y se retrasaron, y Andrés Schonbaum hizo su mejor recorrido (72) y tiene 221 (+11). Juan Ignacio de Giacomi y Ramiro Acevedo, que habían superado el corte cuando menos lo imaginaban, aparecen en la parte más baja del tablero, apenas por delante de tres de los rivales que avanzaron a la definición.

Por otra parte, más allá de lo que suceda en la vuelta final, para Vicente Encina el noveno LAAC ya es un torneo inolvidable. Después de una floja jornada inicial, el chileno de 22 años fue mejorando y el sábado se ganó una ovación en el trayecto de ida por su hoyo en uno en el par 3 de 183 yardas del 17, el más pintoresco del campo. Su tiro fue directo a la bandera pasando por encima del agua y el bunker con el fondo de las palmeras. Firmó 66 (-4), totaliza 216 (+6) y la sonrisa no cabía en su rostro. Nueve años después de que Nicolás Echavarría lo lograra en Pilar, en la primera versión del LAAC, anotó el segundo ace de la historia del certamen.