Anuncios

Latin America Amateur Championship: Santiago De la Fuente marcó una gran remontada y se quedó con el título

El festejo de Santiago De la Fuente, que cerró la vuelta con un birdie y se consagró en el Latin America Amateur Championship 2024 en Santa María Golf Club, en Panamá.
El festejo de Santiago De la Fuente, que cerró la vuelta con un birdie y se consagró en el Latin America Amateur Championship 2024 en Santa María Golf Club, en Panamá. - Créditos: @Logan Whitton

PANAMÁ.– Un golpe puede cambiar todo, aseguran en el boxeo. La frase puede aplicarse también al golf, modificándole el contexto de la fuerza de los puños por el arte del swing. Para prueba basta la definición del Latin America Amateur Championship, que se encontró con un desenlace tan atrapante como inesperado en el campo del Santa María Golf Club. En un duelo entre mexicanos, a Santiago De la Fuente, el chico que aprendió a jugar al golf leyendo libros, no le tembló el pulso y dio vuelta la historia en la jornada decisiva para arrebatarle el título a Omar Morales. También, claro está, el premio extra que magnifica al certamen, el acceso al Masters de Augusta, el US Open y el Open Championship, tres de los cuatro Majors de la temporada.

Detrás de las lágrimas de De la Fuente, que intentaba esconderlas poniendo su rostro en el pliegue del codo derecho, había una situación desafortunada que había servido de experiencia. Hace dos años, en Casa de Campo, en República Dominicana, tuvo la oportunidad de forzar un desempate con el caimanés Aaron Jarvis y falló el putt. Quedó entre los cuatro segundos, a un golpe.

La concentración de Santiago De la Fuente en la salida del hoyo 9 del Santa María Golf Club, en el LAAC de Panamá.
La concentración de Santiago De la Fuente en la salida del hoyo 9 del Santa María Golf Club, en el LAAC de Panamá. - Créditos: @David Paul Morris

Esta vez, no la dejó escapar el muchacho nacido hace 22 años en Ocotlán, en el sureste de Jalisco. Con siete birdies y un bogey hizo una fantástica vuelta de 64 (-6) y cerró un torneo inolvidable con 270 (-10), dos menos que los empleados por su compatriota, que bajó el par los cuatro días, pero resultó insuficiente: su puntería no fue la misma el último día.

En rigor, Morales estaba con una ventaja de cinco antes del último hoyo de la tercera vuelta del sábado y su tiro de salida fue al agua. Su doble bogey ahí le sacó la primera mueca de fastidio de la semana, cuando nada parecía alterarlo. Aunque afirmaba que eso no le alteraría horas de sueño, la vuelta final lo encontró de cara a una presión que no estaba en los cálculos, con De la Fuente a tres golpes y creciendo en confianza. De repente se encontraron disputando el liderazgo hoyo a hoyo, casi en un virtual desempate desde el 11.

Santiago De la Fuente y Omar Morales, los mexicanos que definieron golpe a golpe el LAAC de 2024 en Panamá.
Santiago De la Fuente y Omar Morales, los mexicanos que definieron golpe a golpe el LAAC de 2024 en Panamá. - Créditos: @David Paul Morris

Bajo asedio, el viento parecía más fuerte, la bandera comenzaba a verse más lejos y seguían enfocados en su trabajo, pero ya con un ojo puesto en el otro, compartiendo el grupo final. Hubo un pedido de silencio de Omar al público, unos palos al aire por un birdie que se escapó por centímetros, algunos labios mordidos ante un lanzamiento imperfecto. También, puños apretados para darse aliento y ganarles a los nervios. Ya no había margen de error. Y en el 17, De la Fuente dio el golpe de nocaut con una gran salida que dejó a centímetros del hoyo y selló con un birdie determinante.

“El público ve todo lo lindo, pero la realidad es que hay muchísimo trabajo detrás. Para llegar hasta aquí dejé mi casa, me fui solo a Estados Unidos a perseguir mi sueño y me costó mucho. Dejé a mi familia, a mis amigos, me perdí de muchas cosas”, recuerda el campeón, el segundo mexicano en lograr el LAAC después de que Álvaro Ortiz lo consiguió en 2019. “Este es un deporte del que se aprende más de las derrotas que de esos momentos en los que uno cree tenerlo todo controlado”, agrega quien en 2020 se unió al equipo de Arkansas Tech gracias a una beca, pero dio un salto en 2022 cuando la Universidad de Houston le extendió otra y lo sumó a la principal División para aficionados.

“Parece que para ganar el torneo hay que haberlo jugado antes y haber estado cerca, pero no lo recomiendo, es algo muy doloroso”, bromeó respecto de esa coincidencia con otros campeones. Enseguida amplió: “Haberlo jugado antes me ayudó a mejorar en muchos aspectos y a profesionalizar mi vida. Yo me creí que podía ganar el torneo el lunes cuando llegué”. Y reveló cuál fue el momento más difícil que vivió: “El viernes por la noche me sentía enfermo, mal, y no dormí casi nada, pero lo mantuve en secreto. Por eso, el sábado terminé mi ronda, me fui a descansar, cené en la gala y me volví a dormir”.

Ante la abrumadora marcha de los mexicanos, los argentinos quedaron en segundo plano y eso dejó una sensación de gusto a poco. Más allá de haber superado el corte los ocho que compitieron, nunca pudieron dar pelea arriba en un certamen que prometía un mayor protagonismo luego de que Abel Gallegos lo ganó en 2020 y Mateo Fernández de Oliveira levantó la copa en 2023.

Segundo Oliva Pinto terminó 8° en el LAAC de Panamá; un bogey en el último hoyo lo sacó del top 5
Segundo Oliva Pinto terminó 8° en el LAAC de Panamá; un bogey en el último hoyo lo sacó del top 5 - Créditos: @Marianna Massey

Segundo Oliva Pinto, que firmó 69 (-1) con tres birdies y dos bogeys, y Joaquín Ludueña, que se retrasó al hacer 72, quedaron como los representantes nacionales mejores ubicados con 284 (+4), compartiendo la octava posición. Manuel Lozada (285) fue 10°, Vicente Marzilio (286) quedó 11° y luego, Juan Martín Loureiro (292), Andrés Schounbaum (294), Juan Ignacio de Giacomi (298) y Ramiro Acevedo (304), mezclados entre los 55 mejores.

El año próximo, el LAAC celebra su décimo aniversario y regresa a Pilar, donde todo comenzó en 2015. Será otra oportunidad para buscar hacer realidad el sueño que esta vez cumplió De la Fuente y estuvo lejos de los argentinos.