Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Latin America Amateur Championship: Miguel Ordoñez, el jugador con asistencia perfecta en el torneo que conoce la cancha desde su creación y marca las claves para jugarlo

Miguel Ordoñez golpea la pelota en el Santa María Golf Club de Panamá durante las prácticas del LAAC.
Miguel Ordoñez golpea la pelota en el Santa María Golf Club de Panamá durante las prácticas del LAAC. - Créditos: @Marianna Massey

PANAMÁ.– Miguel Ordoñez es uno de los tres golfistas que tiene asistencia perfecta en el Latin America Amateur Championship. El panameño estuvo en las ocho ediciones anteriores y será uno de los dos –el otro es el costarricense Álvaro Ortiz– que mantendrá ese récord desde este jueves, cuando el torneo comience su recorrido en el Santa María Golf Club. A los 40 años y con 32 en la práctica de este deporte, tiene por delante el desafío de mejorar su mejor resultado, un octavo puesto, y capitalizar la familiaridad con el campo desconocido para la mayoría de los 108 participantes.

De aquella edición inicial en el Pilar Golf, en 2015, pasaron nueve años y muchos aprendizajes. De jugar sin ronda de prácticas en ese certamen en la Argentina a sentir el agobio del clima y la rigurosidad del trazado luego de completar el recorrido de los 18 hoyos en su tierra y descubrirse “cansado” al cabo de una de las dos jornadas de entrenamiento previa, con temperaturas cercanas a los 40 grados. “Hay que saber llevar la semana porque si no te puedes fundir rápido. Hay que ser inteligente para jugar. El reto de este torneo va a ser la parte física”, alerta. No es sólo su experiencia la que habla ni el hecho de haber conseguido la mejor posición para un jugador de su país en el LAAC, cuando en 2017 se desarrolló por primera vez en suelo panameño, en otro campo, el Club de Golf.

Miguel Ordoñez, el panameño que participó de las ocho ediciones anteriores del LAAC y juega en un campo al que vio construirse.
Miguel Ordoñez, el panameño que participó de las ocho ediciones anteriores del LAAC y juega en un campo al que vio construirse. - Créditos: @LAAC

“Jugar el LAAC siempre es una gran ilusión, y hacerlo en mi país, en mi cancha, en un lugar donde estuve involucrado desde sus inicios lo hace incluso mucho más especial. Este torneo representa una gran motivación para mí, porque es el más importante de la región y tuve el honor de haber jugado todas las ediciones. Vi una evolución espectacular, con un gran nivel de jugadores y cada vez salen más golfistas buenos. Antes había unos 20 que podían aspirar a ganarlo y con el tiempo, ahora es la mayoría de los que compiten”, analiza Miguel, pero remarca: “Ganar un torneo nunca puede ser tu objetivo, porque es el resultado de un proceso. Incluso los mejores jugadores te dirán que hay una tarea previa: pasar el corte. Hay que quedar entre los mejores 50 que estarán en las dos rondas finales”.

Ordoñez está en el patio de su hogar. Se siente Juan Román Riquelme en la Bombonera. “Es como mi casa. Estoy desde 2011 en este lugar, cuando todo esto era sólo tierra y lo vi desarrollarse. Haberme involucrado con el reclutamiento de parte de la gente que trabaja fue una de las experiencias más inolvidables de mi vida. Estoy tan lleno y tan pleno de todo lo que se ha logrado… Tengo muchos sentimientos especiales. La cancha de Santa María es como un asesino silencioso, te mata de maneras que no te das cuentas, hay que poner atención a los pequeños detalles, como el cambio del viento”, contextualiza.

Miguel Ordoñez elonga antes de comenzar la práctica, mientras otros golfistas ya prueban sus primeros tiros
Miguel Ordoñez elonga antes de comenzar la práctica, mientras otros golfistas ya prueban sus primeros tiros - Créditos: @LAAC

Y pone un mojón para identificar por lo que todos tendrán que pasar: “El hoyo 9 es la clave, porque ahí todos sabemos lo que nos estamos jugando. No importa la decisión que se tome, sino tener determinación. Es como una culebra venenosa. Si no le prestas atención, te pica. Parece una cancha abierta, fácil, pero si te confías... Puede sonar a un lugar común, pero al final de la jornada, si sigues el proceso, si te hidratas, duermes y comes adecuadamente, si tu mente está bien y tomas buenas decisiones, entonces el sábado puedes ver dónde estás y ponerte a pensar en ganar”.

“Las estadísticas son frías y dicen que al LAAC lo han ganado jugadores jóvenes, sí, pero las estadísticas están para romperse. Yo tengo el sueño de ganarlo y me he visualizado con tener el trofeo en las manos, porque también es cierto que tienen que verlo. La mente es muy poderosa y si no lo ves, entonces no lo logras”, comentó el abanderado de los anfitriones. “El que pueda mantener la pelota en juego, controlar su trayectoria, controlar sus emociones y estar físicamente bien, creo que ése va a ser el jugador que el domingo levante ese trofeo. Jugar en el verano en Panamá es duro y si uno se está deshidratando no está pensando bien las decisiones”, añadió.

Miguel Ordoñez analizó las claves del campo del Santa María Golf Club de Panamá.
Miguel Ordoñez analizó las claves del campo del Santa María Golf Club de Panamá. - Créditos: @David Paul Morris

Para Ordoñez, que obtuvo su primer título individual a los 17 años cuando se alzó con el LVII Centroamericano de Golf realizado en el Country Club de Guatemala y quebró una sequía de 15 años sin campeones panameños, es el Latin American Amateur Championship más especial. “A este torneo lo he visto crecer, he visto el compromiso de las tres instituciones más importantes del golf mundial, de cómo se han unido para crear este campeonato para nosotros. Por eso hay una gran cuota de agradecimiento y gratitud a estas instituciones. Así que definitivamente estoy muy emocionado y muy contento de tener esta nueva posibilidad jugar un LAAC en Panamá y justamente en Santa María”.

En el inicio del certamen, el jueves compartirá la salida desde el hoyo 1 junto a uno de los ocho argentinos y uno de los apuntados como mejores candidatos, Vicente Marzilio, y el mexicano Santiago De la Fuente, a las 14.08 (hora argentina).