Anuncios

McConnell, el líder republicano en el Senado de EE.UU., dejará el cargo en noviembre

Washington, 28 feb (EFE).- El líder de los republicanos en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, de 82 años, anunció este miércoles que dejará su cargo después de las elecciones de noviembre.

McConnell lleva como líder de los republicanos en el Senado desde 2007 y es el legislador que más años habrá estado al frente de los conservadores de ese hemiciclo en la historia del país.

Fue líder en minoría entre 2007 y 2015, luego en una influyente mayoría hasta 2021, y desde entonces vuelve a serlo de la minoría.

"Uno de los talentos más subestimados en la vida es saber cuándo es el momento de pasar al siguiente capítulo de la vida. Así que hoy me presento ante ustedes para decirles que este será mi último mandato como líder republicano del Senado", anunció ante la Cámara Alta.

McConnell no mantiene una buena relación con el expresidente de Estados Unidos (2017-2021) y presumible candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y cada vez era más cuestionado dentro de su partido.

"Créanme, conozco la política dentro de mi partido en este momento particular. Tengo muchos defectos, pero malentender la política no es uno de ellos", aseguró.

Más de la mitad del grupo parlamentario republicano en el Senado ha mostrado ya su apoyo a Trump en las primarias del partido, pero McConnell no ha sido uno de ellos.

De hecho, en su discurso, McConnell no citó a Trump ni una sola vez, pese a que fue precisamente en ese periodo entre 2017 y 2021 con el magnate en la Casa Blanca cuando más poder tuvo como líder del Senado.

En esos años, McConnell fue clave para forjar la supermayoría conservadora en el Tribunal Supremo de EE.UU., un legado que perdurará durante décadas y que en 2022 sirvió para derogar el derecho al aborto.

Sí tuvo palabras de afecto para el expresidente Ronald Reagan (1981-1989), con el que empezó su carrera política y con cuya corriente ideológica se sigue sintiendo identificado hoy en día, siendo uno de los conocidos como "halcones" de Washington.

"Cuando llegué aquí me hacía feliz si alguien se acordaba de mi nombre. El presidente Reagan me llamó Mitch O'Donall. Cerca, pensé. Mi esposa Elaine y yo nos casamos en el cumpleaños del presidente Reagan, un 6 de febrero. Probablemente admitirlo no sea lo más romántico, pero Reagan significa mucho para nosotros dos", dijo.

El veterano político republicano, en el Senado desde 1985, dejará el cargo de líder pero seguirá como senador al menos hasta 2027, cuando vence su actual mandato como legislador por Kentucky.

"No me voy a ninguna parte (...) Aún tengo suficiente gasolina en el depósito para decepcionar a mis críticos y pretendo hacerlo con el mismo entusiasmo al que están acostumbrados", dijo.

Su renuncia llega después de un año en el que el que ha protagonizado titulares por sus problemas de salud: fue hospitalizado en marzo por una contusión cerebral y se quedó paralizado posteriormente en varias conferencias de prensa.

Con su renuncia, se abre una pugna por la sucesión en el liderazgo republicano entre los fieles a McConnell, incluidos el actual número 2, John Thune, el actual número 3, John Barrasso, o el exnúmero 2 John Cornyn.

Aunque estos son en principio los favoritos, las elecciones de noviembre -que además de presidenciales son legislativas- marcarán la nueva composición del Senado y si la facción menos alineada con el aparato de McConnell y próxima a Trump tiene los números para intentar hacerse con el puesto.

(c) Agencia EFE