Anuncios

El líder demócrata en el Congreso de EEUU pide a Netanyahu que convoque elecciones

Chuck Schumer, el funcionario judío estadounidense de más alto rango pidió que Israel celebre elecciones para reemplazar al primer ministro Benjamín Netanyahu.

Chuck Schumer
Chuck Schumer afirmó que Netanyahu ha "perdido el rumbo".

El líder de la mayoría demócrata en el Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, hizo un llamado para que se convoquen nuevas elecciones en Israel, acusando al primer ministro Benjamín Netanyahu de priorizar su "supervivencia política" por encima de la de su país.

Schumer, quien es el funcionario judío de más alto rango en Estados Unidos, dijo que Netanyahu había "perdido el rumbo".

Advirtió que las enormes bajas civiles en Gaza corrían el riesgo de distanciar a los aliados y convertir a Israel en un "paria" global.

Sus palabras marcan una fuerte escalada de las críticas desde Estados Unidos hacia el gobierno de Netanyahu.

Los funcionarios y autoridades estadounidenses, incluido el presidente Joe Biden, han evitado en general criticar directamente el enfoque de Netanyahu ante el conflicto, que comenzó cuando hombres armados de Hamás irrumpieron en el sur de Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando como rehenes a otras 253.

LEER TAMBIÉN: Rechazo en Israel a acusaciones del jefe de los demócratas del Senado de EE.UU. contra Netanyahu

Sin embargo, en las últimas semanas han comenzado a surgir grietas en la coalición, y Biden advirtió a Israel que no expanda su invasión a la ciudad de Rafah, algo que calificó como una "línea roja".

No obstante, la Casa Blanca se apresuró a distanciarse de los comentarios de Schumer. El portavoz John Kirby dijo que si bien el líder del Senado tenía derecho a opinar, los funcionarios de la administración estaban concentrados en trabajar con Israel en su defensa.

Hablando en el Senado el miércoles, Schumer, quien ha sido partidario de Israel desde hace mucho tiempo, criticó duramente a Netanyahu, quien -según dijo- ha llegado a permitir que "su supervivencia política tuviera prioridad sobre los mejores intereses de Israel".

Schumer dijo que Israel debe hacer "correcciones de rumbo" y tomar medidas para proteger mejor a los civiles en Gaza.

Más de 30.000 palestinos -la mayoría de ellos niños y mujeres- han muerto en Gaza desde el 7 de octubre, dijo el mes pasado el Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

Es probable que el número real de fallecidos sea mucho mayor, ya que el recuento no incluye a los que no han llegado a los hospitales, entre ellos miles de personas que siguen perdidas bajo los escombros de los edificios afectados por los ataques aéreos israelíes.

Personas en una carreta tirada por un burro en Rafah.
El gobierno de Biden no quiere que Israel expanda sus operaciones militares a Rafah, donde están viviendo ahora más de un millón de palestinos.

Netanyahu dijo el domingo que no podía aceptar la cifra de 30.000 muertos. Dijo que el Ejército de Israel había matado a 13.000 combatientes de Hamás en Gaza y que estimaba que la proporción entre muertes de civiles y muertes de combatientes era de 1 a 1,5.

"Como democracia, Israel tiene derecho a elegir a sus propios líderes, y deberíamos dejar que las cosas salgan como salgan", dijo Schumer este jueves. "Pero lo importante es que a los israelíes se les dé una opción. Es necesario que haya un nuevo debate sobre el futuro de Israel".

"En mi opinión, la mejor manera de lograrlo es mediante la celebración de elecciones", añadió.

Israel debe celebrar sus próximas elecciones generales en octubre de 2026.

Para que avancen las conversaciones de paz, Schumer dijo que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, que tiene su sede en la ocupada Cisjordania, también debe dimitir. El líder palestino, de 88 años, ha sido visto poco durante todo el conflicto y su gobierno no ha celebrado elecciones desde 2006.

El miércoles, Abbas, que ha estado bajo presión de Estados Unidos para reformar la Autoridad Palestina, nombró primer ministro a su ex asesor.

Comentarios "hipócritas" y "contraproducentes"

Michael Herzog.
El embajador de Israel en Estados Unidos, Michael Herzog, dijo que era "inútil" y "contraproducente" comentar sobre situación política interna de un aliado democrático.

Los comentarios de Schumer provocaron duras críticas del líder republicano saliente del Senado, Mitch McConnell, quien calificó el discurso de 40 minutos de "grotesco" y "sin precedentes".

Dijo que era "hipócrita que los estadounidenses que hiperventilan sobre la interferencia extranjera en nuestra propia democracia pidieran la destitución de un líder de Israel electo democráticamente".

El embajador de Israel en Washington, Michael Herzog, también atacó los comentarios y escribió en X que era "inútil" y "contraproducente" comentar sobre "la escena política interna de un aliado democrático".

Si bien Estados Unidos sigue siendo el aliado más cercano de Israel y el mayor proveedor de ayuda militar, han aumentado las preocupaciones dentro de la administración Biden por la continuación de la guerra en Gaza. En su discurso sobre el Estado de la Unión, Biden calificó la respuesta de Israel en el territorio como "exagerada".

El presidente también ha pedido a Israel cada vez de forma más frontal que permita la entrada de mucha más ayuda humanitaria al territorio, "sin excusas".

Pero, en una señal de la creciente brecha entre los dos hombres, Netanyahu respondió a Biden, sosteniendo que su gobierno y sus políticas contaban con el apoyo del pueblo israelí.

Biden acusó recientemente a Netanyahu de "dañar a Israel más que ayudar a Israel", lo que llevó a Netanyahu a describir esa afirmación como "incorrecta".

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los israelíes apoyan la guerra, pero una publicada en enero sugirió que sólo el 15% de los votantes quería que Netanyahu permaneciera en el cargo una vez que terminara el conflicto.

En una declaración emitida tras las declaraciones de Schumer, el partido Likud de Netanyahu insistió en que el primer ministro estaba "apoyado por una gran mayoría del pueblo".

"Se espera que el senador Schumer respete al gobierno electo de Israel y no lo socave. Esto siempre es cierto, pero aún más en tiempos de guerra", añadió.

Mientras tanto, Estados Unidos anunció sanciones contra tres colonos más y, por primera vez, contra dos asentamientos israelíes a los que acusa de socavar la estabilidad en la ocupada Cisjordania.

Según cifras de la ONU, hubo casi 500 ataques de colonos israelíes contra palestinos entre el 7 de octubre y el 31 de enero.

La gran mayoría de la comunidad internacional considera que los asentamientos son ilegales, aunque Israel y Estados Unidos cuestionan esta interpretación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Líder demócrata en el Senado estadounidense calificó a Netanyahu de ser un "obstáculo para la paz"