Anuncios

Kim Jong-un promete "eliminar" militarmente a cualquier país que ataque a Pionyang

Seúl, 9 feb (EFE).- El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, afirmó que no dudará en "eliminar" militarmente a cualquier adversario que use la fuerza contra Pionyang, y volvió a calificar al Sur como su "enemigo principal", en un discurso publicado hoy por los medios estatales.

Kim se pronunció así durante un evento conmemorativo celebrado en la víspera en una visita al Ministerio de Defensa norcoreano, con motivo de la celebración del 76 aniversario del ejército del país.

"Si los enemigos tratan de usar la fuerza contra nuestro país, tomaremos la decisión valiente de cambiar la historia y no dudaremos en usar toda nuestro superpoder militar para eliminarlos", señaló Kim en su intervención recogida por la agencia estatal KCNA.

El dictador norcoreano también volvió a tachar a Corea del Sur de "enemigo principal más dañino" del Norte y "país marioneta", y recalcó la decisión de "política nacional" de "ocupar su territorio en caso de contingencia como medida razonable" para la seguridad de Pionyang y para la "paz y estabilidad en el futuro".

Kim señaló asimismo que la paz "no es algo que se pueda mendigar o ganar a cambio de conversaciones", y reafirmó que el Norte no contempla volver a involucrarse en "conversaciones y cooperación no realistas" con el Sur.

Corea del Norte también anunció en la víspera que ha abolido una serie de leyes para la cooperación económica con el Sur, en lo que supone otro gesto que profundiza el empeoramiento de los lazos entre ambos vecinos.

Tras el fracaso en 2019 de las negociaciones sobre desnuclearización con EE.UU., Corea del Norte ha apostado por modernizar su armamento, rechazar ofertas de diálogo y acercarse más a Pekín y Moscú, con quien ha intercambiado armas, mientras que Seúl y Washington han reforzado sus mecanismos de disuasión y su cooperación militar lo que ha llevado a la península a nuevas cotas históricas de tensión.

El líder norcoreano estuvo acompañado durante su asistencia al banquete de celebración del aniversario del ejército en el Ministerio de Defensa de su hija Kim Ju-ae, quien viene apareciendo junto al dictador en muchos de sus actos públicos y a quien la inteligencia surcoreana ve como la sucesora más probable de su padre.

(c) Agencia EFE