Anuncios

Cariló: Prefectura no cree que pueda encontrar con vida a los kayakistas y la familia denuncia errores en el operativo

Gabriel Raimann y Ramón Román desaparecieron hace una semana cuando entraron en un kayak en Cariló
Gabriel Raimann y Ramón Román desaparecieron hace una semana cuando entraron en un kayak en Cariló - Créditos: @facebook

PINAMAR.- (Enviado especial) A una semana de su desaparición, la Prefectura bajará la intensidad de la búsqueda de Ramón Román (57) y Gabriel Raimann (37), los dos amigos que se metieron mar adentro en un kayak en la bajada Robles de Cariló. Fuentes de la fuerza de seguridad descartaron que haya posibilidades de encontrarlos con vida. Según pudo saber LA NACION, Prefectura limitará los recursos destinados al operativo. Habían sido vistos con vida por última vez el domingo 16, a las 6 AM.

Hace dos días, y a raíz del operativo, las fuerzas de seguridad encontraron el kayak. Los familiares confirmaron que se trataba de una embarcación muy similar a la de Ramón y Gabriel. Habían hallado también un flotador que pertenecía a ellos.

En diálogo con LA NACION, los hijos de Ramón Román, uno de los dos desaparecidos, fueron los que confirmaron que Prefectura tomó la decisión de limitar los recursos utilizados para el operativo. “Van a usar nada más lanchas, motos de agua y gomones”, detallaron. Con respecto a la posibilidad de encontrar a su padre y su amigo Gabriel Raimann, desde Prefectura descartaron que ello vaya a suceder. “Eso es lo que nos informaron. Nosotros todavía tenemos esperanza”, insistieron esta tarde.

Más allá de la decisión adoptada por las fuerzas federales, desde ambas familias de los dos amigos anticipan que no van a “tirar la toalla”: “Ni siquiera nos hicieron reconocer el kayak todavía. Solo firmamos un papel que señala que tiene características similares al que se extravió. No vamos a bajar los brazos”.

Pablo y José, dos de los hijos de Ramón Román, anticiparon a este medio que difundirán un comunciado en las próximas horas en el que apuntarán contra las labores de Prefectura durante todo el operativo. “Se equivocaron enormemente al momento del rastreo. Buscaron para el lado que no era. No se pueden confundir en eso. Nosotros sí, pero ellos no, que son los que saben. Insistimos en que busquen en Villa Gesell, donde se encontró el kayak, y recién lo hicieron el sábado. El municipio también estuvo muy ausente”, denunciaron.

Los hijos y hermanos de Ramón Román, y otros familiares, en la Prefectura de Pinamar.
Los hijos y hermanos de Ramón Román, y otros familiares, en la Prefectura de Pinamar. - Créditos: @Marcelo Aguilar

Cuándo desaparecieron y las primeras versiones

Según informó un primer comunicado difundido por el municipio de Pinamar, fue un vecino de Valeria del Mar quien llamó a la Dirección de Seguridad en Playas y alertó sobre una camioneta que estaba desde el día anterior a 200 metros en la bajada náutica de esa localidad. Inmediatamente, la policía bonaerense, Prefectura y la Secretaria de Seguridad del Municipio se involucraron en el caso.

LA NACION fue al lugar y se encontró con que la Policía había dejado pegado el parte con los datos y las fotos de los dos amigos pero con otra versión: que habían entrado al mar en la bajada de Robles, en Cariló, justo en el límite con Valeria del Mar.

Kayakistas desaparecidos en Pinamar
Gabriel Raimann y Ramón Román
Kayakistas desaparecidos en Pinamar Gabriel Raimann y Ramón Román - Créditos: @facebook

Durante la búsqueda, un piloto privado aportó un dato que luego fue descartado. Leonardo Russo, propietario de una aeroescuela, divisó una embarcación similar a la altura de San Bernardo. Pero Prefectura no pudo encontrarla. Luego, la que usaron los dos amigos para adentrarse en el mar fue hallada a 30 kilómetros al sur de Villa Gesell.

En las primeras horas de la tarde del sábado pasado, los familiares de Román revelaron que desde el operativo habían dado con la parte de un kayak en la zona de Faro Querandí. Pablo, uno de sus cuatro hijos, había avisado sobre el hallazgo de un flotador perteneciente a un kayak que él consideraba era el kayak naranja en el que se desplazaban su padre y Raimann el día de la desaparición.

En la desesperación por encontrarlos, los familiares de los desaparecidos contrataron avionetas privadas para sobrevolar distintas zonas y aseguraron que todos los días, desde la desaparición, aprovecharon cada minuto de luz solar para avanzar con la búsqueda.

La última información que se tiene de ellos es que a las 6 de la mañana del domingo pasado estacionaron una camioneta cerca de la bajada Robles, en Cariló, y se adentraron en el mar arriba de un kayak naranja con motor, equipo de pesca y chalecos salvavidas.

La amistad entre ambos era reciente. Se habían conocido el año pasado: Román es oriundo de Pinamar, donde se dedica a realizar trabajos de construcción, y Raimann, de la provincia de Misiones.