Anuncios

Kate Middleton: ¿A qué edad es más común padecer cáncer?

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- El mundo se conmocionó con el anuncio de Kate Middleton sobre su diagnóstico contra el cáncer hecho la mañana de viernes.

Por medio de un video difundido por la cuenta @KensingtonRoyal en la plataforma X, la Princesa detalló que su diagnóstico fue derivado de una "cirugía abdominal mayor" en enero en la Clínica de Londres.

"La cirugía fue exitosa. Sin embargo, las pruebas posteriores a la operación encontraron que había cáncer", dijo Kate.

Aunado a ello, reveló que está recibiendo quimioterapia preventiva. "Por lo tanto, mi equipo médico me recomendó que me sometiera a un tratamiento de quimioterapia preventiva y ahora me encuentro en las primeras etapas de ese tratamiento".

A sus 42 años, la Princesa de Gales se suma a una creciente estadística que desafía las percepciones convencionales sobre la enfermedad.

Según los datos estadísticos más recientes del Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), la mediana de edad en que se recibe un diagnóstico de cáncer es de 66 años.

Es decir, la mitad de los casos de cáncer se les diagnostican a personas menores de 66 años y la otra mitad a personas mayores a esta edad. Se observa un patrón similar en muchos tipos de cáncer comunes.

Por ejemplo, la mediana de edad en el momento del diagnóstico es de 62 años para el cáncer de seno (mama), 67 años para el cáncer colorrectal, 71 años para el cáncer de pulmón y 66 años para el cáncer de próstata.

No obstante, es posible recibir un diagnóstico de cáncer a cualquier edad. Por ejemplo, el cáncer de hueso se diagnostica con mayor frecuencia en menores de 20 años (niños y adolescentes), y alrededor del 25 % de los casos se presentan en este grupo de edad.

Asimismo, el 12 % de los casos de cáncer de encéfalo y de otros cánceres del sistema nervioso se diagnostican en niños y adolescentes, mientras que solo el 1 % de todos los cánceres se diagnostica en este grupo de edad.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Oncología Clínica, el impacto de estos diagnósticos tempranos es significativo. En 2019, más de un millón de personas menores de 50 años perdieron la vida debido al cáncer, representando un aumento del 28% desde 1990. Los cánceres con mayor mortalidad en esta franja de edad incluyen el de mama, tráquea, pulmón, intestino y estómago.

Factores de riesgo como una mala alimentación, alcoholismo, tabaquismo y vida sedentaria están siendo señalados como contribuyentes principales a este preocupante aumento de casos. Los cambios en los estilos de vida, incluyendo una dieta rica en carne roja y sal, pero pobre en frutas y lácteos, así como la inactividad física y el sobrepeso, están siendo identificados como elementos clave.

La detección temprana y los avances en tratamientos han brindado un rayo de esperanza en este panorama. Aunque el número de diagnósticos ha aumentado, la mortalidad no ha seguido el mismo ritmo gracias a mejoras en la detección precoz y tratamientos más eficaces.

El caso de Kate Middleton es un recordatorio de que el cáncer no discrimina en función de la edad y subraya la importancia de la concienciación, la detección temprana y la investigación continua en la lucha contra esta enfermedad devastadora.