Anuncios

La justicia sudafricana decidirá si detiene una demanda de Zuma contra Ramaphosa

Johannesburgo, 12 ene (EFE).- Un tribunal sudafricano anunciará el próximo lunes su decisión sobre la petición urgente del presidente del país, Cyril Ramaphosa, de detener de manera provisional el avance de una demanda interpuesta contra él por su antecesor, Jacob Zuma, al considerarla "ilegal".

"Esta acusación es "prima facie" (a primera vista) ilegal. ¿Por qué tiene que verse mi cliente expuesto a una acusación ilegal?", dijo este jueves el abogado de Ramaphosa, Hamilton Maenetje, al comparecer frente al Tribunal Superior de Johannesburgo, que pospuso el anuncio de su fallo tras la vista celebrada hoy.

El pasado 15 de diciembre, la Fundación Jacob Zuma anunció la demanda presentada en esta corte contra el presidente sudafricano, a quien acusó de "delitos graves" que conllevan una pena de "quince años de prisión", pero sin especificar entonces esos delitos.

Según la fundación, el expresidente demandó a su sucesor en relación con el caso del fiscal Billy Downer, quien, según él, filtró ilegalmente sus informes médicos.

Zuma acusa a Ramaphosa, entre otros, de violar la Ley de la Fiscalía Nacional y de ser "cómplice" en los "delitos cometidos" por Downer al no investigarlos cuando el expresidente se quejó de ellos, según la fundación, que indicó que el "acusado" debería comparecer el próximo 19 de enero ante el tribunal.

Pero el letrado del presidente sudafricano mantuvo este jueves que los "cargos" de los que Zuma lo acusa no constituyen un acto delictivo.

Ramaphosa quiere que se detenga el procedimiento judicial hasta que la corte determine si la demanda de Zuma contra él es inconstitucional e ilegal, como el mandatario alega.

El abogado de Zuma, Dali Mpofu, argumentó por su lado en la vista de hoy que el tribunal no tiene jurisdicción para tomar una decisión sobre la petición de Ramaphosa y negó que esta sea "urgente".

En un comunicado publicado por la Presidencia de Sudáfrica, el jefe del Estado calificó en diciembre la iniciativa de Zuma de "abuso de los procesos legales" y describió los cargos como "falsos e infundados".

Zuma presentó la demanda contra Ramaphosa, de 70 años, antes de la celebración a mediados de diciembre de la 55 Conferencia Nacional del Congreso Nacional Africano (CNA) en la que el presidente fue reelegido como líder de la formación.

Downer es el fiscal principal en el juicio por corrupción contra Zuma (2009-2018) por un acuerdo armamentístico, que se aplazó hasta el próximo 30 de enero.

Zuma, de 80 años, quiere que Downer se recuse del caso y se ha querellado contra el fiscal y la reportera del canal sudafricano News24 Karyn Maughan, pues sostiene que el procurador filtró a la periodista información sobre su historial médico.

En el llamado "juicio del acuerdo de armas", a Zuma se le imputan cargos de asociación ilícita, corrupción, blanqueo de dinero y fraude en relación a un acuerdo millonario firmado a finales de la década de 1990 con la empresa francesa Thales.

En paralelo a esa causa, Zuma fue el centro de una gran investigación conocida como "Captura del Estado", que estudió la presunta corrupción que afectó al aparato público sudafricano mientras él fue presidente.

(c) Agencia EFE