Anuncios

Un juego cerca de la perfección en una semana crucial. El Heat saca cuentas por un puesto directo a los playoffs

El Heat pasará las últimas tres semanas de la temporada regular evitando jugar el play-in.

El club de Miami no esperaba estar en este punto con solo nueve juegos restantes en el calendario, pero esa fue la realidad que creó para sí mismo.

“Nada en esta temporada ha sido fácil y acepto que tampoco lo será en lo que resta de ella’’, expresó el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, luego de la victoria del domingo 112-100 sobre los Pistons en Detroit.

“Yo le dije eso al equipo. Este es el camino y no significa que sea algo negativo. Solo hay que aceptar este desafío y prepararnos para un juego muy importante el miércoles”.

En realidad es una semana muy importante para Miami en su esfuerzo por terminar entre los seis primeros en la Conferencia Este para evitar el torneo de clasificación (play-in).

El Heat (39-34) ocupa el séptimo puesto en la tabla y solo tiene dos partidos esta semana, pero serán ante los dos equipos que se encuentran en la quinta (Knicks de Nueva York 42-30) y sexta posiciones (Nets de Brooklyn 39-32), los dos últimos que dan el pase directo a los playoffs.

El miércoles enfrentan a los Knicks y el sábado a los Nets.

Al quinteto de Nueva York será difícil darle alcance, pero Brooklyn luce como una posibilidad realista luego de sus tres reveses consecutivos.

“Sabemos que tenemos que estar entre los ocho primeros’’, comentó el escolta Kyle Lowry.

“Pero esto es baloncesto profesional y esta es la temporada de la que hemos sido parte”.

Incluso después de todos los altibajos que han llevado al equipo a liderar la liga con 51 clutch games (juegos con una ventaja de cinco puntos o menos en los últimos cinco minutos del cuarto final), el Heat todavía tiene la oportunidad de clasificarse para la postemporada sin necesidad de participar en el play-in.

Sin embargo, el Heat sabe que necesitará estar cerca de la perfección en los encuentros que faltan para lograrlo.

La buena noticia es que Miami tendrá cierto control de su destino con dos juegos restantes contra los Knicks (este miércoles y el 29 de marzo en Nueva York) y un partido contra los Nets (el sábado en Miami).

El desempate con los Knicks aún está en juego, pero los Nets ya lo aseguraron al ganar los dos primeros juegos en la serie de tres.

Si Brooklyn termina con marca de 5-6 en sus últimos 11 juegos, el Heat necesitaría cerrar con un récord de 6-3 en sus últimos nueve partidos para superar a los Nets.

Y si los Nets finalizan con una foja mejor que 5-6, eso obligaría a Miami a jugar más cerca de la perfección en esos partidos.

“Es como nuestra Locura de Marzo, nuestra Locura de Abril. Realmente lo es”, explicó Spoelstra.

“Cada juego es importante. En este momento las oportunidades están justo frente a nosotros. Ahora tenemos que esforzarnos, competir y luchar por el boleto’’.

Segón el análisis estadístico, FiveThirtyEight proyecta que el Heat terminará la temporada regular como el séptimo sembrado en el Este con récord de 44-38 y jugaría el play-in.

Basketball Reference también proyecta el mismo lugar, pero con marca de 43-39.

“En este punto estamos y tenemos que seguir adelante. El pasado es el pasado”, aseguró el escolta Tyler Herro.

“Simplemente sigamos apegados a nuestros planes de juego y nos prepararemos para tener éxito en los playoffs. Obviamente queremos estar entre los seis primeros. Ese es el objetivo y trabajaremos para lograrlo”.

Miami está tres juegos por delante de los Hawks de Atlanta (octavo lugar), tres y medio sobre los Raptors de Toronto (noveno) y cuatro medio sobre los Bulls de Chicago Bulls (décimo).

En el torneo de play-in los equipos del séptimo al décimo puesto compiten por los dos últimos cupos a los playoffs.