Anuncios

Juan Carlos Osorio, el nuevo fichaje de Futbol Picante de ESPN, el lugar donde lo 'pateaban'

Juan Carlos Osorio durante Rusia 2018 en el partido que enfrentó a México contra Brasil. (EMMANUEL DUNAND/AFP via Getty Images)
Juan Carlos Osorio durante Rusia 2018 en el partido que enfrentó a México contra Brasil. (EMMANUEL DUNAND/AFP via Getty Images)

Durante los tres años que comprenden el período 2015-2018 una escena monopolizó los programas deportivos de México. Un puñado de analistas, entrenadores y exjugadores apuntaban el dedo inquisidor contra Juan Carlos Osorio, director técnico de la Selección Mexicana. Se le criticaba por todo (como ahora con Gerardo Martino): la saña era digna de programas de farándula, pero él siempre se mantuvo al margen. En los buenos y malos momentos, el preparador colombiano se mantuvo alejado de las peleas.

Con esos antecedentes en la vitrina, la llegada de Osorio a la mesa de Futbol Picante, programa estelar de ESPN, resultó sorprendente. El timonel colombiano será analista invitado para el Mundial de Qatar 2022. En su programa de bienvenida ya resultó inevitable el bombardeo de cuestionamientos hacia su gestión al frente del tricolor. La tensión ha sido evidente desde el primer programa. "¿Está consciente de que el Mundial de 2018 fue un fracaso para México?", le preguntó David Faitelson, como para ir calentando motores.

Osorio respondió, sin engancharse, que su principal aporte fue refrescar la baraja de jugadores: "Si lo analizo desde el punto de vista de la renovación, no. Este debería ser el Mundial (2022) para dar el salto de calidad". Tampoco tuvo empacho en reconocer sus errores en el partido contra Suecia, el tercero de la Fase de Grupos. "Me equivoqué. En el segundo tiempo contra Suecia cometí un grave error, de querer mantener la misma idea de juego: atacar, ir a buscarlos. No pensé en que ellos todo lo que les quedaba era ganar", señaló. Además, reconoció que no alineó a los jugadores precisos para contrarrestar el juego aéreo de los escandinavos.

Juan Carlos Osorio habló de lo que él considera uno de los principales contratiempos del futbol nacional: "Otro inconveniente del futbol mexicano es que es una liga con mucho dinero, y muchos jugadores prefieren quedarse acá o estar en la MLS, que estar en Europa y competir por un puesto. El jugador argentino, uruguayo, de eso vive: el reto es jugar en Europa y demostrar que son capaces. No es hambre físicamente, es hambre de triunfo". Y tampoco olvidó las críticas, que reiteradamente recibió. "Ese tipo de discrepancias, a veces generan estrés en algunas personas y terminan por alejarse".

Hace dos años, cuando Osorio dijo que hubo un silencio rotundo cuando preguntó a los jugadores mexicanos si estaban preparados para jugar con Brasil, la ferocidad volvió: "Él tuvo tres años en los que no supo preparar al equipo mexicano. Había equipo para hacer más", señaló Roberto Gómez Junco. Dos años antes había dicho: "Osorio siempre ha tenido mis respetos. Un planteamiento excelente y una ejecución impecable".

"No se preparó. No trasmitió su idea futbolística. No tenía liderazgo, esos sermones eran como si fuera un sacerdote que daba una charla. Cada vez que abras la boca, tienes que hablar cosas positivas", opinó Hugo Sánchez en 2020. "Yo no le quito mérito a Osorio", dijo el Penta tras el triunfo ante Alemania, aunque durante tres años dijo que no podía dirigir al Tri por no ser mexicano —y pidió que renunciara a la Selección después del 7-0 contra Chile—.

En su programa de debut, Osorio, exentrenador de equipos como Atlético Nacional y América de Cali, recordó que, en la Copa América 2016, le brindó la titularidad a Hirving Lozano en el partido clave contra Chile. Ese movimiento, dijo, le costó varias críticas (impulsadas por el 7-0 en contra), pero los frutos fueron recogidos dos años más tarden, en el Mundial de Rusia 2018, cuando el Chucky le dio la victoria a México sobre Alemania tras coronar un contragolpe de manual. En la misma línea, recordó que en su etapa se dio espacio en la Selección a jugadores que hoy conforman la columna vertebral del combinado de Gerardo Martino.

La goleada 7-0 ante Chile, en la Copa América Centenario de 2016, representó el momento más tenso de Osorio en el Tri. (Omar Vega/LatinContent via Getty Images)
La goleada 7-0 ante Chile, en la Copa América Centenario de 2016, representó el momento más tenso de Osorio en el Tri. (Omar Vega/LatinContent via Getty Images)

Ciertamente es normal que los exentrenadores del Tri participen como analistas en Copas del Mundo. Lo han hecho Manuel Lapuente, Javier Aguirre y Miguel Herrera. Pero el caso de Osorio es particular porque se ensañaron con él durante el tiempo que dirigió a México — y también después, como se explicó arriba—. Por ejemplo, ya empieza a calentarse el encuentro con Hugo Sánchez, que fue un crítico acérrimo del colombiano y, sin descanso, lo vapuleó en cada oportunidad. Osorio ha llegado a la misma mesa donde se convirtió en el enemigo público por excelencia. Habrá que ver si su paciencia es eterna.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Irán Castillo muestra en qué aprovecha el tiempo cuando su bebé duerme