Anuncios

Joe Biden dice que habló con líderes fallecidos

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- El presidente estadounidense, Joe Biden, ha tenido una semana complicada. Primero confundió al fallecido presidente francés, Francois Mitterrand, con el actual mandatario Emmanuel Macron; luego dijo que habló con el canciller alemán Helmut Kohl, quien murió en 2017.

El domingo, en un evento en Las Vegas, Nevada, previo a las primarias en las que ganó con facilidad, Biden recordó un encuentro con Mitterrand en su primer año como presidente. Solo que Biden asumió en enero de 2021, y Mitterrand murió en enero de 1996.

En realidad, con quien Biden se reunió fue con Macron, durante el G7 que se realizó en Reino Unido meses después de que el demócrata asumiera la presidencia estadounidense.

"Me senté y le dije: 'Estados Unidos ha vuelto. Y Mitterrand de Alemania, quiero decir, de Francia, me miró y dijo'", indicó Biden, antes de detenerse unos segundos y terminar la frase: "Bueno, ¿por cuánto tiempo volverás?".

Sin percatarse de su confusión, Biden continuó diciendo que "el canciller de Alemania" le preguntó qué haría Estados Unidos si "hipotéticamente, miles de personas irrumpieran en la Cámara de los Comunes británica y mataran a dos bobbies (agentes de policía británicos), para detener la elección de un Primer Ministro", aludiendo al asalto al Capitolio de enero de 2021, en el que una turba intentó evitar la certificación de la victoria de Biden.

Tres días después, el miércoles, Biden tuvo un nuevo gaffe. O varios. Durante dos eventos de recaudación de fondos en Nueva York, retomó lo dicho el domingo, pero esta vez atribuyó el cuestionamiento a Helmut Kohl, cuando quien asistió al G7 en 2021 fue Angela Merkel.

"Entonces, Helmut Kohl de Alemania me miró y dijo: '¿Qué diría, señor presidente? si mañana por la mañana contestara el periódico The London Times y se enterara de que 1,000 personas habían derribado las puertas, las puertas del Parlamento británico y mataron a algunas [personas] en el camino [to] negarle al primer ministro la asunción del cargo'".

Cuestionada al respecto, la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, evadió el tema.

La edad y confusiones de Biden, quien tiene 81 años, son motivo de preocupación entre los estadounidenses, dado que el demócrata busca la reelección en las presidenciales de noviembre. De acuerdo con una encuesta de NBC News publicada esta semana, 76% de votantes dijo que la salud física y mental de Biden constituyen un motivo de "preocupación importante o moderada".

El expresidente estadounidense Donald Trump, quien busca la candidatura republicana para las elecciones, se burla constantemente de los gaffes de Biden. Sin embargo, él no se salva.

En un mitin, el mes pasado, Trump acusó a la única contrincante republicana que le queda, Nikki Haley, por no haber tomado "medidas de seguridad durante los disturbios en el Capitolio" y la cuestionó por "no haber manejado mejor" las cosas para que los disturbios no se salieran de control. No mencionó que la gente marchó al Capitolio arengada por él, que insiste, hasta la fecha, en que hubo fraude en las elecciones de 2020 y que no ganó Biden, aunque nunca pudo probarlo.

En realidad, Trump se refería a Nancy Pelosi, la entonces presidenta de la Cámara de Representantes y blanco frecuente de las críticas del republicano.

Pero Haley aprovechó la confusión de su rival para cuestionar su salud mental. "La preocupación que tengo es... No estoy diciendo nada despectivo, pero cuando se trata de las presiones de una presidencia, nos tenemos que cuestionar si [el candidato o candidata] está mentalmente apto para hacerlo", dijo.