Anuncios

Japón: así fue la poderosa explosión del cohete Kairos a pocos segundos de su lanzamiento

El cohete explotó a los pocos segundos de despegar
El cohete explotó a los pocos segundos de despegar

El hito histórico que pretendía marcar Japón sufrió un revés inesperado cuando el cohete explotó y se desintegró en el aire a escasos segundos de despegar del suelo. Buscaba ser el primero de una empresa privada de ese país en poner un satélite en órbita.

Se trató del cohete espacial de la empresa japonesa Space One, el cual sufrió una importante falla técnica que causó una reacción en cadena que llevó al imprevisto final de la misión. Esto ocurrió este miércoles a la mañana en Japón al oeste del país asiático y quedó registrado en la retransmisión en directo que hacía la televisión pública NHK.

La misión del cohete Kairos, de 18 metros de altura, despegó a las 11.01 (hora local) desde el centro de lanzamiento de Space One en la península de Kii, una zona montañosa y boscosa en la prefectura de Wakayama.

Pero segundos después del despegue, el cohete se convirtió en una bola de fuego y una espesa humareda envolvió la instalación, con restos del aparato cayendo por las pendientes de las colinas de alrededor. El accidente obligó a los bomberos a intervenir.

“Hemos llevado a cabo el lanzamiento, sin embargo, se ha procedido a la suspensión del vuelo del cohete. Actualmente se están investigando los detalles”, dijo la empresa Space One en un comunicado.

Esta es la primera misión fallida de 2024, después de una serie de lanzamientos sin ningún fallo. Pero en esta ocasión se trataba de una misión con objetivo específico y no solo de prueba. El satélite en cuestión era de inteligencia gubernamental y serviría para reemplazar temporalmente a los satélites de inteligencia en órbita si caen fuera de línea.

La fallida misión de este miércoles en realidad estaba prevista para el sábado pasado, pero fue aplazada luego de que un barco se aproximara a la zona catalogada como “restringida”.

Space One fue fundada en 2018 con la intención de diversificar la industria aeroespacial en el país del sol naciente. Y es que año a año ha incrementado la demanda de plataformas de despegues y naves disponibles para poner en órbita diferente tipo de satélites.

Por lo general, este tipo de misiones es ejecutada por la Agencia Aeroespacial Japonesa (JAXA), la cual cuenta con un prestigioso registro de lanzamientos sin demasiados fallos, pero que en ocasiones resulta costoso tanto para el gobierno como para otras empresas.

Es por ello que Space One se fijó el objetivo de construir plataformas de lanzamiento más pequeñas y a menor costo para facilitar la puesta en funcionamiento de los satélites.

Cabe destacar además que el cohete utilizado y que falló fue uno más pequeño que el que la empresa nipona festejó hace no más de un mes, cuando lanzó sin mayores dificultades su más importante cohete: el H3, su nuevo cohete insignia, desde el Centro Espacial Tanegashima, situado al suroeste de Japón.

Con información de AFP