Anuncios

Jairo Ruiz: "Gómez Noya y Mario Mola son referentes por su capacidad de trabajo"

Redacción deportes, 5 dic (EFE).- Jairo Ruiz, medallista de bronce en triatlón en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, inicia la preparación de la nueva temporada con "máxima motivación" por conseguir una plaza para París 2024 y lo hace mirándose en el espejo de Javier Gómez Noya y Mario Mola, "dos referentes" de los que aprendió su "capacidad de trabajo".

Jairo Ruiz (Almería, 1988) hizo historia con su bronce en Río de Janeiro 2016 al convertirse en el primer español en lograr una medalla en triatlón en los Juegos Paralímpicos. El almeriense se convirtió en el estandarte de una generación que, en los últimos años, no ha parado de obtener buenos resultados por todo el mundo.

Su próximo objetivo es clasificarse para los Juegos de París y volver a disfrutar de una cita paralímpica después del mal sabor de boca que le dejó la participación en Tokio, en los que acabó octavo, con diploma, pero lejos de los primeros puestos.

P: ¿En qué momento se encuentra?

R: Estoy en un buen momento de forma y estoy entrenando con la máxima ilusión. Estoy motivado porque se presenta un 2024 muy interesante.

P: ¿Cómo resume este año que está acabando?

R: 2023 empezó muy bien pero termina regular. No he conseguido todos los puntos que esperaba para la clasificación paralímpica y eso me obligará en 2024 a participar en muchas pruebas de Series Mundiales y alguna Copa del Mundo para conservar mi posición en el ránking. Ahora mismo estaría momentáneamente clasificado para Paris y tengo que defenderlo.

El principal problema es que en 2023 una de las pruebas más importantes era el Europeo de Madrid pero por las condiciones climatológicas no pudimos hacer triatlón y se dejó en duatlón. Eso hizo que la puntación se redujera mucho y la prueba no valió. Dio pocos puntos y no vale. ¿El problema de esto? Que el resto de continentes sí va a tener su campeonato continental con su puntuación original. Tenemos que jugar con esa desventaja de recortar puntos con australianos, estadounidenses, canadienses... que tienen sus campeonatos el año que viene. Tendré que correr las cuatro Series Mundiales en Yokohama, Devonport (Tasmania), Swansea y Montreal. También probablemente alguna Copa del Mundo a principio de año en Abu Dabi.

P: ¿Cuál es el objetivo más inminente?

R: Sumar un poco más de puntos y que los rivales que tengo por detrás no sumen más que yo. La clasificación directa son nueve plazas. Luego habrá más plazas por invitación o por otro tipo de acceso pero eso ya no depende del propio deportista.

P: La preparación, por tanto, enfocada hacía París

R: Estoy centrado en certificar la clasificación y si pudiera ser cuanto antes mejor pero eso no depende de mi porque estamos todos muy juntos en la clasificación en la parte baja de la tabla y eso hace que si uno lo hace bien y el resto fallan se distancien mucho. Hay que ir viendo qué pasa con los rivales, qué pasa conmigo. Si fallo yo se complicará mucho la cosa y si nadie falla estará todo muy apretado hasta la última carrera peleando.

P: ¿La edad importa en situaciones como esta?

R: Más que la edad, la experiencia. Llevar muchos años compitiendo te da una experiencia que cuando eres joven no tienes porque por mucho que te lo cuenten no lo sabes bien y no lo puedes asimilar. Por contra, la gente joven o los que están empezando tienen mucho más margen de mejora y de una temporada a otra sus ritmos mejoran mucho y en mi caso no mejoran tanto o incluso en alguna disciplina no mejoran nada. La lucha es mantenerlos. Por eso tiene una parte buena y mala.

P: ¿Dónde está su margen de mejora?, ¿dónde va a incidir más?

R: Voy a incidir muchísimo en la natación. Durante mi carrera ha sido mi hándicap pero ahora en estos últimos tiempos estamos viendo que están llegando grandes nadadores y estamos viendo que el nivel sube mucho. En muchas pruebas, al salir del agua, el grupo de cabeza está lejos y por mucho que quieras correr en bici o a pie es imposible, estás fuera de todo. Sin ninguna duda la pieza determinante es la natación.

P: Hace un tiempo que se fue de Madrid y vive y entrena en Almería

R: Tengo un grupo de entrenamiento muy bueno. Amigos desde hace muchos años. Son seis o siete personas que tenemos un grupo de WhatsApp con el nombre de 'Campamento Krusty', con el logo de los Simpson. Somos gente que por sus trabajos y circunstancias personales tienen bastante tiempo para entrenar y me acompañan prácticamente todas las mañanas para entrenar al menos un día. En este grupo tengo al campeón y subcampeón de Andalucía de triatlón de media distancia, un exnadador de nivel nacional, un duatleta de Primera División. Deportistas de un nivel terrible, muy buena gente y todos dispuestos a echarme una mano, que es algo que no hay dinero que lo pague.

P: ¿Y como se encuentra en Almería?

R: Estoy muy contento en Almería, está saliendo todo muy bien. Mi entrenador es Benito de Torres. Aparte de irme de la Blume, el primer año mantuve el grupo de entrenadores a los del CAR de Madrid pero este año decidí desvincularme de la federación española porque no tenia mucho sentido. Al final entre lesiones y compromisos familiares no podía ir mucho a Madrid. No tenia mucha lógica. Mi entrenador es Benito, está en Madrid, nos vemos cuando podemos pero estamos desvinculados del grupo del CAR.

P: Durante su carrera ha convivido con Javier Gómez Noya y Mario Mola . ¿Qué experiencia saca de su convivencia?

R: El éxito de su carrera, aparte de por las cualidades que tienen, que es algo innegable, es el trabajo. Son cantidad de horas de entrenamiento que han dedicado durante años sin perder ni un solo día, da igual que fueran viajes o evento publicitario. Esa capacidad para entrenar pase lo que pase y estén como estén. Es admirable porque pasan los años, te haces mayor, tienes hijos, te lesionas, tienes otro tipo de compromisos, viajes... y a ellos les daba igual. Era impresionante verlos igual todos los días entrenando y haciendo casi todas las disciplinas. También la forma de afrontar las carreras, con mucha deportividad, muy caballerosos. Dentro del circuito mundial tanto ellos como yo somos deportistas muy queridos. Todo el mundo nos saluda antes y después de las carreras. Vamos a hacerlo lo mejor posible, a ganar, pero solo eso, no hacemos nada malo para que otro no gane.

David Ramiro

(c) Agencia EFE