Anuncios

Jair Bolsonaro entregó su pasaporte tras una operación policial por el intento de golpe en Brasil

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro, en Brasilia, el año pasado. (ergio Lima / AFP)
El expresidente brasileño Jair Bolsonaro, en Brasilia, el año pasado. (ergio Lima / AFP) - Créditos: @SERGIO LIMA

BRASILIA.- El expresidente brasileño Jair Bolsonaro entregó su pasaporte a las autoridades tras una operación policial lanzada este jueves contra “la tentativa de golpe de Estado” que culminó en los actos del 8 de enero de 2023, informó un asesor del líder ultraderechista.

La policía brasileña investiga a varios de los principales aliados del expresidente por presuntamente tratar de invalidar los resultados de la elección de 2022, y registró sus casas y oficinas el jueves. Bolsonaro no fue objeto del registro pero, al igual que a los demás, se le ordenó entregar su pasaporte, de acuerdo con un fallo del juez de la Corte Suprema de Brasil Alexandre de Moraes

La Policía Federal (PF) brasileña encontró un plan para un “golpe de Estado” en el teléfono celular de Mauro Cid, exayudante de Bolsonaro. El documento, diferente al incautado en la vivienda del exministro de Justicia Anderson Torres, ofrecía una guía de ocho pasos para que las Fuerzas Armadas tomaran el mando del país en caso de derrota del expresidente en las urnas, revela la revista Veja. El documento de tres páginas, titulado “Las fuerzas armadas como poder moderador”, forma parte de un informe elaborado por los servicios de inteligencia de la PF sobre lo encontrado en el celular de Cid.

Jair Bolsonaro al salir de la reunión con Javier Milei en el hotel Libertador.
Jair Bolsonaro al salir de la reunión con Javier Milei en el hotel Libertador. - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El primer paso de la hoja de ruta golpista incluía enviar a los militares un informe sobre presuntas irregularidades cometidas por el Poder Judicial. Una vez recibido el informe, las Fuerzas Armadas intervendrían para “restablecer el orden constitucional”.

La intervención incluiría la suspensión de las decisiones del Poder Judicial, hasta la destitución de los ministros del Tribunal Superior Electoral, con la justificación de que serían “responsables de realizar actos que violen las prerrogativas de otros poderes”. Una de las últimas fases del complot pasaba por la convocatoria a nuevas elecciones, ante el reconocimiento por parte de las Fuerzas Armadas de una “situación de desacuerdo con la Constitución”.

Según el informe, Bolsonaro había tenido acceso al plan golpista, habría pedido cambios y lo habría aprobado manteniendo la detención del juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes. ”La información recopilada reveló que el entonces presidente, Jair Bolsonaro, había recibido un proyecto de decreto presentado por Filipe Martins y Amauri Feres Saad para un golpe de Estado”, se lee en el documento.

El plan original preveía la detención de diversas autoridades, entre ellas las de los jueces del Tribunal Supremo Federal Alexandre de Moraes y Gilmar Mendes, y del presidente del Senado, Rodrigo Pacheco. ”Pero posteriormente, a petición del entonces presidente, se hicieron modificaciones, y se mantuvo la prisión para el ministro Moraes y la convocatoria a nuevas elecciones”, sostiene el documento.

“En cumplimiento a las decisiones de hoy, [Bolsonaro] entregará su pasaporte a las autoridades”, confirmó en X su asesor y abogado Fabio Wajngarten. El expresidente, denunció una “persecución implacable”, luego cumplió con la orden.

La policía federal anunció poco antes haber lanzado una operación contra decenas de personas, con medidas como la “entrega de pasaporte en un plazo de 24 horas” y la “suspensión del ejercicio de funciones públicas”.

Los agentes cumplen 33 órdenes de allanamiento y cuatro arrestos en diez estados de Brasil para “investigar la organización criminal que actuó en el intento de golpe de Estado y abolición del Estado democrático de derecho (...) para mantener al entonces presidente de la Republica en el poder”.

Según medios locales, entre los señalados en la operación están cuatro generales, incluyendo Walter Braga Netto, exministro de Defensa y candidato a vicepresidente de Bolsonaro, y Augusto Heleno, exministro del gabinete de Seguridad Institucional.

Jair Bolsonaro y el exministro de Justicia Anderson Torres, en 2022. (EVARISTO SA / AFP)
Jair Bolsonaro y el exministro de Justicia Anderson Torres, en 2022. (EVARISTO SA / AFP) - Créditos: @EVARISTO SA

También Valdemar Costa Neto, presidente del PL, el partido de Bolsonaro, fue objeto de la operación policial.

Según la policía, los investigados “difundieron la ocurrencia de fraude en las elecciones presidenciales de 2022, incluso antes de que se celebraran, con el fin de permitir y legitimar una intervención militar”.

En primer lugar diseminaron información “falsa” sobre el sistema electrónico de votación en Brasil, antes y después de los comicios, dice la policía.

En una segunda etapa, actuaron para “financiar la abolición del Estado democrático de derecho, a través de un golpe de Estado, con apoyo de militares [...] en un ambiente políticamente sensible”, indicaron las autoridades en un comunicado.

Bolsonaro (2019-2022) perdió por un estrecho margen esos comicios frente al actual mandatario, Luiz Inacio Lula da Silva.

El exmandatario es investigado en el Supremo Tribunal Federal (STF) por instigar presuntamente la invasión de las sedes de los poderes públicos por miles de sus seguidores en Brasilia el 8 de enero de 2023.

Simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro permanecen sentados frente a una hilera de policías militares dentro del Palacio de Planalto, luego de irrumpir al interior el domingo 8 de enero de 2023, en Brasilia, Brasil. (AP Foto/Eraldo Peres, archivo)
Simpatizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro permanecen sentados frente a una hilera de policías militares dentro del Palacio de Planalto, luego de irrumpir al interior el domingo 8 de enero de 2023, en Brasilia, Brasil. (AP Foto/Eraldo Peres, archivo) - Créditos: @Eraldo Peres

Además, Bolsonaro fue inhabilitado políticamente por ocho años, luego de que la Justicia lo halló culpable de difundir información falsa sobre el sistema electoral en Brasil durante la campaña.

En enero, su hijo Carlos Bolsonaro fue blanco de otra operación de la policía brasileña en el marco de una investigación sobre una presunta organización de espionaje ilegal en favor del líder ultraderechista.

Agencia AFP