Anuncios

Israel zanja las tensiones con España aunque espera “más entendimiento y sensibilidad”

Javier Picazo Feliú

Madrid, 17 ene (EFE).- Las relaciones diplomáticas entre Israel y España “regresan a la normalidad” tras un periodo de tensiones y cruces de declaraciones, y se abre un periodo en el que el Gobierno israelí espera, según su embajadora en Madrid, “más entendimiento” y una mayor “sensibilidad” en una guerra contra Hamás que se ha cobrado hasta el momento más de 24.400 muertos.

“Lo importante es mantener este diálogo abierto. Continuar hablando. Creo que ambos lados podemos aceptar que quizás cada uno no está viendo las cosas como son, pero sí esperamos más entendimiento de parte de España”, afirmó hoy en una entrevista con EFE la embajadora Rodica Radian-Gordon.

La embajadora regresó a su puesto en España recientemente tras haber sido llamada a consultas en noviembre, cuando el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pidió a Israel cumplir con el derecho internacional en su guerra contra Hamás, debido al elevado número de víctimas en la Franja de Gaza.

“No vamos a retomar estos asuntos porque de verdad hemos pasado página”, apuntó.

“Hubo momentos en los cuales nosotros pensábamos que hubiera sido mejor que España tuviera más sensibilidad y más entendimiento hacia Israel”, añadió, al tiempo que destacó que en ese cruce de declaraciones hubo algunas “que a nuestro juicio fueron inadecuadas”.

“Estoy contenta de estar de regreso en España y continuar con la labor que me toca, que es acercar a los israelíes y a los españoles y hacer todo para que haya más colaboración entre los países (...) España es un socio importante y un amigo de Israel, como lo son todos los países europeos”, afirmó.

Durante una gira en noviembre por Israel, los territorios palestinos y Egipto, Sánchez criticó el alto número de víctimas en Gaza por la guerra contra el grupo islamista Hamás, que más de 100 días después del inicio ha dejado ya más de 24.400 muertos y 61.000 heridos.

“Israel está reaccionando de modo proporcionado a la amenaza que tenemos”, aseguró la embajadora, que instó a no banalizar con las acusaciones de genocidio contra su país.

“Hay partes de la sociedad española y en ciertos ámbitos acusaciones de que Israel está haciendo un genocidio y creo que es banalizar. Es una acusación sin base. Es algo muy indignante que no tiene nada que ver con lo que está pasando en Gaza”, destacó.

Para Radian-Gordon, el término ‘genocidio’, “es una palabra que puede incitar en contra de Israel o en contra de los judíos. Estamos viendo desafortunadamente una ola creciente de antisemitismo aquí, no solamente en España, sino por todos lados. Quisiera que la gente en España esté más atenta, sea más sensible”, añadió.

Buscar soluciones para el conflicto en Gaza es precisamente uno de los puntos clave de la nueva edición del Foro de Davos, que arrancó esta semana en Suiza y a la que acuden una cifra récord de 60 jefes de Estado y Gobierno, entre varios cientos de líderes mundiales.

No obstante, para la embajadora, Israel “no está ahora para buscar” soluciones por parte de la comunidad internacional: “No estamos en eso para nada. Nosotros pensamos que todavía hay trabajo que hacer para asegurar el desmantelamiento de Hamás”, aseguró.

Radian-Gordon destacó la crudeza del conflicto en el que Hamás “está utilizando a la población civil como escudos humanos”, lo que provoca que, mientras que no regresen los rehenes israelíes y Hamás no sea derrotado, la guerra no va a terminar: “Quizás no vaya a continuar con la misma intensidad, pero va a continuar”, subrayó.

Se estima que quedan dentro de la Franja 136 rehenes -27 de ellos muertos-, y que el 75 % de ellos necesita tratamiento médico, bien por padecer enfermedades crónicas o por estar heridos.

Este conflicto ha desencadenado acusaciones contra Israel y abierto un proceso por genocidio en la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) a demanda de Sudáfrica, que ha pedido medidas cautelares para un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza.

“Los hechos son muy diferentes de lo que se trata de exponer. Estamos bastante seguros de los hechos presentados. Vamos a esperar la decisión de la Corte”, destacó, aunque dejó claro que es “una acusación sin base. No estamos hablando de la intención de luchar contra otro pueblo. Nos centramos en desmantelar Hamás”

(c) Agencia EFE