Anuncios

Israel reduce la entrada de los palestinos de Cisjordania a Jerusalén por el Ramadán

Jerusalén, 12 mar (EFE).- Israel ha endurecido las medidas para la entrada de los palestinos residentes de la Cisjordania ocupada a Jerusalén durante el Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes que empezó ayer, informó este martes el COGAT, el organismo del Ejército israelí que gestiona asuntos civiles en territorio palestino ocupado.

Este año, particularmente tenso por la guerra en Gaza, solamente tendrán permiso para ingresar en la Explanada de las Mezquitas de la Ciudad Vieja, para asistir a los viernes del rezo los hombres mayores de 55 años; las mujeres mayores de 50 y los niños de hasta 10 años, según el comunicado.

El organismo israelí avisa que todos ellos necesitarán previamente un permiso válido el cual puede estar sujeto a cambios por "razones de seguridad".

Sobre si esta autorización será válida también de jueves a domingo es algo que el COGAT no aclara en su comunicado.

Estas nuevas medidas aprobadas por las autoridades israelíes reducen significativamente los permisos para los palestinos de Cisjordania a diferencia de años anteriores en las que se permitía la entrada de todas las mujeres sin permiso previo; de los niños de hasta 12 años e incluso los varones de entre 45 y 55 años con un permiso "vigente".

El anuncio choca con lo que el compromiso del primer ministro, Benjamín Netanyahu que hizo la semana pasada de que no iba a restringir el acceso de fieles para orar en la mezquita de Al Aqsa, en la Explanada de las Mezquitas.

Por otra parte, y a diferencia de otros años, a los gazatíes el COGAT les niega directamente la entrada en Jerusalén con motivo del Ramadán.

Durante la guerra, Israel restringió el acceso a la Explanada de las Mezquitas los viernes de rezo a los palestinos más jóvenes, y solo permitía la entrada a mayores de 60 años y mujeres.

Lo cierto es que desde que estallara la guerra en el enclave palestino después de la masacre de Hamás del pasado 7 de octubre, que causó 1.200 muertos, Israel canceló el permiso de trabajo de los palestinos residentes en el enclave; y solamente entran en territorio israelí los prisioneros hechos por el Ejército, a menudo heridos, que son trasladados a prisiones u hospitales.

Israel ha aumentado la presencia policial en la Ciudad Vieja de Jerusalén en medio de las guerra en Gaza. La comunidad internacional esperaba que para esta semana Israel y Hamás hubieran sellado un alto el fuego para evitar que se produzcan episodios de violencia en la Ciudad Santa.

La primera jornada de ayer del Ramadán se produjo sin grave incidentes y un total de 35.000 fieles acudieron a la Explanada de la Mezquita para realizar sus oraciones.

(c) Agencia EFE