Anuncios

Israel rechaza una propuesta de Hamas sobre el fin del conflicto y ordenó una nueva ofensiva sobre el sur de Gaza

Tanques israelíes en un operativo en la frontera con la Franja de Gaza. (JACK GUEZ / AFP)
Tanques israelíes en un operativo en la frontera con la Franja de Gaza. (JACK GUEZ / AFP) - Créditos: @JACK GUEZ

TEL AVIV, Israel.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó este miércoles una propuesta presentada por el grupo terrorista Hamas para un cese del fuego, y prometió seguir adelante con la ofensiva militar en la Franja de Gaza hasta que consiga “la victoria absoluta”.

Netanyahu dijo que ordenó “preparar” una ofensiva sobre Rafah, la ciudad más al sur de Gaza, en la frontera con Egipto, y aseguró que la victoria sobre Hamas es “cuestión de meses”. En un discurso en televisión, también consideró que cumplir con las demandas del movimiento islamista solo “conduciría a otra masacre”.

“Estamos en camino de conseguir una victoria absoluta”, dijo Netanyahu. “No hay otra solución”.

El premier descartó asimismo cualquier acuerdo que deje a Hamas en control parcial o total de Gaza, y aseguró que Israel es la “única potencia” capaz de garantizar la seguridad a largo plazo. También pidió que se reemplace la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

La ataque de artillería israelí sobre la Franja de Gaza, el 1 de febrero (Archivo)
La ataque de artillería israelí sobre la Franja de Gaza, el 1 de febrero (Archivo) - Créditos: @JACK GUEZ

Hamas presentó un plan de cuatro meses y medio en respuesta a una propuesta de Estados Unidos, Israel, Qatar y Egipto, según el cual todos los rehenes quedarían libres a cambio de cientos de palestinos encarcelados, incluyendo destacados insurgentes, y el final de la guerra.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha dicho que las exigencias del grupo insurgente eran “un poco exageradas” pero que las negociaciones continuarán.

En el enfrentamiento más letal en la larga historia del conflicto entre israelíes y palestinos han muerto hasta el momento más de 27.000 palestinos, se arrasaron barrios enteros, la inmensa mayoría de la población de Gaza se ha visto obligada a abandonar sus hogares, y un cuarto de la población no tiene qué comer.

Grupos insurgentes de la región respaldados por Irán han perpetrado ataques, principalmente contra objetivos estadounidenses e israelíes, en solidaridad con los palestinos, lo que provocó represalias mientras aumenta el riesgo de que el conflicto se expanda.

Manifestantes se reúnen durante una protesta contra el gobierno en Tel Aviv, el 3 de febrero (Archivo)
Manifestantes se reúnen durante una protesta contra el gobierno en Tel Aviv, el 3 de febrero (Archivo) - Créditos: @AHMAD GHARABLI

La propuesta de Hamas plantea un alto el fuego durante 135 días, durante los cuales todos los rehenes quedarían en libertad, Israel retiraría sus tropas de la Franja de Gaza y se llegaría a un acuerdo sobre el fin de la guerra.

El esquema prevé tres fases de tregua, de 45 días cada una. Los militantes intercambiarían a los rehenes israelíes restantes capturados el 7 de octubre -entre ellos 12 argentinos- por prisioneros palestinos. Comenzaría la reconstrucción de Gaza, las fuerzas israelíes se retirarían por completo y se intercambiarían cadáveres y restos mortales.

Una fuente cercana a las negociaciones declaró que la contrapropuesta de Hamas no exigía una garantía de alto el fuego permanente desde el principio, pero que durante la tregua habría que acordar el fin de la guerra antes de liberar a los últimos rehenes.

Ezzat El-Reshiq, miembro del buró político de Hamas, confirmó que la propuesta se había transmitido a Israel y Estados Unidos a través de Qatar y Egipto.

“Queríamos abordarlo con un espíritu positivo para poner fin a la agresión contra nuestro pueblo palestino y garantizar un alto el fuego completo y duradero, así como proporcionar socorro, ayuda, refugio y reconstrucción”, declaró a Reuters.

Tanques israelíes en la frontera entre Gaza y el sur de Israel, el 28 de enero (Archivo)
Tanques israelíes en la frontera entre Gaza y el sur de Israel, el 28 de enero (Archivo) - Créditos: @MENAHEM KAHANA

Según el documento, durante la primera fase de 45 días, todas las mujeres israelíes rehenes, los varones menores de 19 años y los ancianos y enfermos serían liberados, a cambio de la liberación de mujeres y niños palestinos de las cárceles israelíes. Israel también debería retirar sus tropas de las zonas pobladas.

La aplicación de la segunda fase no comenzaría hasta que las partes concluyeran “conversaciones indirectas sobre los requisitos necesarios para poner fin a las operaciones militares mutuas y volver a la calma total”.

La segunda fase incluiría la liberación de los rehenes masculinos restantes y “la retirada de las fuerzas israelíes fuera de las fronteras de todas las zonas de la Franja de Gaza”.

Los cadáveres y restos mortales se intercambiarían durante la tercera fase. La tregua también aumentaría el flujo de alimentos y otras ayudas a la población civil de Gaza, que se enfrenta al hambre y a una grave escasez de suministros básicos.

“La gente es optimista, pero al mismo tiempo reza para que esta esperanza se convierta en un acuerdo real que ponga fin a la guerra”, dijo Yamen Hamad, padre de cuatro hijos, que vive en una escuela de la ONU en Deir Al-Balah, en el centro de la Franja de Gaza.

Israel comenzó su ofensiva militar después de que militantes de Gaza, gobernada por Hamas, mataran a 1200 personas y tomaran 253 rehenes en el sur de Israel el 7 de octubre.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, se confirmó la muerte de al menos 27.585 palestinos en la campaña militar israelí, y se teme que miles más queden sepultados bajo los escombros. Hasta ahora, la única tregua ha durado sólo una semana, a finales de noviembre.

Agencias Reuters y AP