Anuncios

Hamás y Hizbulá lanzan sendos ataques con cohetes contra norte de Israel desde el Líbano

(Actualiza con ataques de Hizbulá y declaración de Israel)

Jerusalén, 28 feb (EFE).- El brazo armado de Hamás, las brigadas de Al Qasam, y el grupo chií libanés Hizbulá lanzaron sendos ataques este miércoles desde el Líbano contra Israel, cuyo Ejército respondió con fuego, en medio de la peor escalada en la frontera libanesa-israelí desde 2006.

Las brigadas Al Qasam bombardearon desde el sur del Líbano "con dos salvas compuestas por 40 cohetes 'Grad'" varios comunidades del norte de Israel, en respuesta "a las masacres sionistas contra civiles en la Franja de Gaza" y la muerte de milicianos y civiles en el sur del Líbano, informó Hamás en un comunicado vía Telegram.

Por su parte, el Ejército israelí aseguró haber identificado tan solo unos diez cohetes disparados desde el Líbano, varios de ellos "interceptados con éxito" mientras que uno habría dañado un edificio en la localidad israelí de Kiryat Shmona.

En represalia, las Fuerzas Armadas de Israel atacaron con aviones de combate "una instalación de almacenamiento de armas de Hizbolá y estructuras militares en la zona de Ramyeh, en el sur del Líbano", según un comunicado castrense, además de un ataque nocturno contra "un sitio de fabricación de armas" en el área de Khirbet Selm.

De su lado, Hizbulá se atribuyó tres ataques con cohetes contra Israel: uno contra soldados israelíes desplegados en las proximidades de Birkat Risha, otro contra el sitio de Al Samaqa, en los Altos del Golán, y otro contra la localidad de Al Ramtha.

El Ejército israelí confirmó que identificó "varios lanzamientos desde el Líbano hacia Israel", algunos de los cuales cayeron en suelo libanés y el resto en zonas despobladas del territorio israelí, sin causar víctimas.

En represalia, el Ejército abrió fuego contra infraestructura militar de Hizbulá en las áreas de Al Saqi, Bint Jbeil y Yarine.

Ayer, Hizbulá lanzó más de 50 cohetes y un misil antitanques contra instalaciones militares israelíes, y hace dos días, el grupo chií lanzó unos sesenta cohetes contra un cuartel del Ejército israelí en respuesta a la muerte de dos de sus miembros en el valle de Bekaa, sur del Líbano, en uno de los peores días de fuego cruzado desde el inicio de la guerra en Gaza.

La frontera entre Israel y Líbano vive su mayor pico de tensión desde 2006 con un intenso intercambio de fuego, que se ha cobrado la vida de más de 300 personas, 219 de ellas en las filas de Hizbulá, que también ha confirmado algunas bajas en Siria.

En Israel han muerto dieciséis personas en la frontera norte (diez soldados y seis civiles); mientras que del otro lado de la frontera han fallecido al menos 286, incluyendo unos 32 integrantes de milicias palestinas, un soldado y 34 civiles - entre ellos diez menores y tres periodistas -, además de los milicianos de Hizbulá.

(c) Agencia EFE