Anuncios

IOMA: empujones, gritos y forcejeos de afiliados en la sede central de la obra social bonaerense

Empujones en sede central de IOMA, ubicada en La Plata
Empujones en sede central de IOMA, ubicada en La Plata

La sede central del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) ubicado en La Plata fue el escenario de momentos de mucha tensión cuando un grupo de ”afiliados autoconvocados” quiso entrar por la fuerza al establecimiento: en el lugar se registraron empujones, se escucharon gritos y hubo forcejeos entre los manifestantes -en su mayoría adultos mayores- y las fuerzas de seguridad a cargo de custodiar el edificio.

El conflicto se dio cuando los afiliados querían hablar con el presidente de IOMA, Homero Giles, para presentarle diversas demandas debido a las deficiencias del servicio prestado por la obra social bonaerense.

“Todo esto es nuestro y no nos dan nada, la gente lo necesita. Hay gente que se está muriendo por culpa de estas basuras que se están robando la plata”, dijo Gladys González, una de las mujeres que se manifestaba en la puerta del Instituto, en diálogo con el portal local Infocielo.

La protesta nació a partir de las redes sociales, donde lanzaron campañas de convocatoria para denunciar falencias de la obra social bonaerense, pero no fue solo en La Plata donde hubo una gran convocatoria sino que en otros puntos de la Provincia de Buenos Aires, como Mar del Plata y Tandil, se vivieron situaciones similares.

Sin embargo, la protesta en la puerta del edificio ubicado en la calle 46 entre la 12 y la 13 tuvo una mayor repercusión debido a las imágenes que se difundieron en las redes sociales y a que es la sede central de la obra social. En éstas se pudo ver cómo los manifestantes con carteles y megáfonos exigieron hablar con las autoridades para presentar distintas denuncias. Entre ellas, según explicaron, las “fallas organizativas y de cobertura” que vienen sufriendo desde hace un tiempo.

“No nos permiten ingresar al hall, somos todos gente grande, ¿qué podemos hacer?, ¿tienen miedo que los escrachemos? Lo vamos a hacer”, agregó González. Y aseguró que desde 2020 tienen problemas con la obra social bonaerense, pero que él director nunca los recibió: “Siempre se escapó como las ratas”.

Entre los manifestantes, una señora, quién no reveló su nombre, reclamó por los altos montos que tienen que abonar los afiliados por tratamientos médicos, de los cuales, denunció, se debería hacer responsable IOMA. La mujer aseguró que en pandemia debió abonar $368 mil por un tratamiento que no le brindó la institución. Por su parte, otro afiliado señaló: “Si el presidente de IOMA no da la cara, tiene que hacerlo el gobernador. Los sindicatos de los empleados bonaerenses son cómplices, ninguno reclama por nosotros”.

Desde el Instituto señalaron que si bien se recibe a todas las personas que tengan demandas, en esta oportunidad se trata de “una movida política de un grupo que viene cada tanto a protestar”.

En Mar del Plata se vivió una situación similar, allí en la sede central ubicada sobre Avenida Independencia, afiliados de IOMA replicaron la misma situación cuando con carteles y a los gritos pidieron que se “declare la emergencia económica-financiera del organismo” y que intervenga el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof. También exigieron la renuncia del titular del organismo, Homero Giles.

Lo mismo ocurrió en la sede de Tandil. Un grupo de manifestantes se concentró en las puertas de la sede ubicada sobre avenida España entre Colón y Paz. Allí alzaron la voz contra las autoridades del organismo, también lanzaron críticas al gobernador bonaerense. Por su parte, a pesar de los disturbios, representantes del organismo confirmaron que “van a recibir a los manifestantes y todas las demandas”.