Anuncios

Yo no intervengo en la política interna de México: Ken Salazar

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 9 (EL UNIVERSAL).- Ante reclamos de senadores de Morena de un supuesto financiamiento de Estados Unidos a la ultraderecha en México, el embajador de ese país, Ken Salazar, aseguró que no interviene en la política interna mexicana ni votará en las próximas elecciones del 2 de junio.

Lo anterior, luego de que durante una reunión con la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado de la República la morenista Lucía Trasviña planteó al diplomático estadounidense:

"Apóyenos, porque no queremos que la ultraderecha venga y nos enfrente con difamaciones y calumnias, y no queremos que grupos de Estados Unidos sean los financieros de la ultraderecha, que fueron los protectores del crimen organizado, que es lo que no queremos, queremos salvar a nuestras naciones. Somos vecinos y lo que nos impacta a nosotros les impacta a ustedes directamente", dijo.

Trasviña expresó al embajador que México es un país que está creciendo, y "no somos un país comunista, somos un país que se gobierna con humanismo mexicano".

Salazar le aclaró que "yo, como embajador de Estados Unidos, no me meto en la política de México. Yo no voy a votar en esta elección, pero es importantísimo que tengamos el diálogo y la fuerte relación como lo hemos tenido con el presidente Andrés Manuel López Obrador".

Afirmó que la investigación de la agencia antidrogas estadounidense (DEA) sobre el presunto financiamiento del crimen organizado a la campaña electoral del presidente López Obrador en 2006 es "caso cerrado" para el gobierno del presidente Joe Biden. En entrevista al término de la reunión, el diplomático respondió de manera lacónica al ser cuestionado sobre el tema.

"¿Para su país el caso del presunto financiamiento a la campaña del presidente López Obrador ya es caso cerrado, esta investigación de la DEA que se publicó en un reportaje?", se le preguntó.

"Caso cerrado", respondió.

Por otra parte, el embajador enfatizó que a Estados Unidos le preocupa el tema de la seguridad en ambos países, ya que es un problema que puede afectar la democracia.

"La seguridad es un tema de muchísima importancia en Estados Unidos y acá en México. Decía el presidente Roosevelt: es uno de los temas más importantes para una democracia. Por eso trabajamos tanto en las reuniones de antier y ayer en los temas del fentanilo, las drogas, las armas. Eso es un trabajo que lo tenemos que llevar conjunto; entonces, yo tengo optimismo que sí vamos a tener éxito", afirmó.

"Bochornosa", la petición de senadora

Por otro lado, la oposición en el Senado calificó de vergonzosa, antinacionalista, lambiscona, aberrante y sin sentido la petición de la senadora Lucía Trasviña al embajador Ken Salazar para que no se apoye a la "ultraderecha" en el marco de las elecciones presidenciales del 2 de junio.

El coordinador del PAN, Julen Rementería, señaló que esta solicitud de Morena obedece más a su miedo de que Xóchitl Gálvez va a ganar la elección presidencial y lamentó el desconocimiento de la legisladora de Baja California Sur de ciertos temas.

Sobre este asunto, Germán Martínez, senador del Grupo Plural, calificó como un episodio bochornoso y entreguista lo sucedido con Trasviña, quien se "culinpina" frente a Estados Unidos.

"Me parece antinacionalista, me parece entreguista, me parece de verdad lambiscón con Estados Unidos esa actitud", dijo.