Anuncios

Otra integrante de Oath Keepers y veterana del Ejército es sentenciada a 8 años y medio de prisión por el asalto al Capitolio

(CNN) -- Jessica Watkins, veterana del Ejército e integrante de la organización de extrema derecha Oath Keepers, fue sentenciada este viernes a 8 años y medio de prisión por participar en un complot para interrumpir la certificación de las elecciones presidenciales del año 2020 que culminó con el ataque del 6 de enero al Capitolio de EE.UU.

El juez Amit Mehta dijo que la actitud de Watkins en el Capitolio fue “agresiva” y dijo que no tenía remordimientos inmediatos, aunque desde ese momento ha emitido una disculpa.

“Tu papel ese día fue más agresivo y más decidido que quizás el de otros. Y guiaste a otros para cumplir tus propósitos”, dijo Mehta. “Y en el período inmediatamente posterior no hubo ningún sentimiento de vergüenza o contradicción, todo lo contrario. Tus comentarios fueron de celebración y carecían de un sentimiento real de la gravedad de lo que ocurrió ese día y tu papel en él”.

El líder de Oath Keepers, Stewart Rhodes, es sentenciado a 18 años de prisión por conspirar para mantener a Trump en el poder

En el juicio, los fiscales mostraron pruebas de que Watkins fundó y dirigió una pequeña milicia en Ohio y el 6 de enero movilizó a su grupo en coordinación con Oath Keepers hasta la ciudad de Washington. Watkins y sus compañeros finalmente marcharon con un equipo táctico al Capitolio y animaron a otros amotinados a empujar a la policía fuera del Senado.

“Solo era otra idiota más corriendo por el pasillo”, dijo Watkins al tribunal antes de que se dictara la sentencia este viernes. “Pero los idiotas son responsables, y hoy ustedes van a responsabilizar a esta idiota”.

Dos de los coacusados de Watkins, Stewart Rhodes y Kelly Meggs, fueron sentenciados el jueves a 18 y 12 años de prisión, respectivamente, por conspiración sediciosa.

A diferencia de Rhodes y Meggs, Watkins fue absuelta del cargo principal de conspiración sediciosa, pero condenada por conspiración para obstruir un procedimiento oficial, que conlleva la misma pena máxima de prisión de 20 años que conspiración sediciosa, así como otros cargos por delitos graves.

“Nadie sugeriría que eres Stewart Rhodes, y no creo que seas Kelly Meggs”, dijo Mehta a Watkins este viernes. “Pero tu papel en esos eventos es mayor que el de un soldado de a pie. Creo que puedes darte cuenta de eso”.

'Estaba en negación'

Watkins, quien es una persona transgénero, dio un emotivo testimonio durante el juicio sobre la lucha por su identidad en el Ejército mientras la política de "no preguntes, no digas" todavía estaba vigente, y sobre ser arrastrada por las teorías conspirativas en torno a las elecciones presidenciales de 2020.

Con lágrimas en los ojos, le reiteró al juez este viernes que en ese entonces estaba “muy temerosa y paranoica”, y que si bien “durante mucho tiempo" había negado su propia culpa, ahora era capaz de “ver mis acciones por lo que fueron –estaban equivocadas y lo siento—”.

“Ahora entiendo que mi presencia en el Capitolio y sus alrededores ese día probablemente inspiró a esas personas hasta cierto punto”, dijo Watkins. “Nos vieron allí y eso probablemente los encendió. 'Los Oath Keepers están aquí y nos dan palmaditas en la espalda'".

Así fue el asalto al Capitolio por parte de simpatizantes de Trump

Y continuó: “¿Cuántas personas entraron por nuestra culpa? Somos responsables de eso”.

La fiscal Alexandra Hughes no estuvo de acuerdo y le dijo a Mehta que Watkins no estaba realmente arrepentida.

Hughes citó una llamada telefónica de enero desde la cárcel, en la que supuestamente Watkins dijo de los oficiales en el Capitolio: “¡Ay, ay, los pobres policías, tienen trastorno de estrés postraumático!".

“Quizás no sea un hecho sorprendente de la naturaleza humana que aquellos que están sujetos a la injusticia ocasionalmente inflijan injusticia a los demás”, dijo Hughes. “No discutimos por lo que ha pasado (Watkins), pero lo que hizo ese día tiene efectos profundos y devastadores en las personas que se presentaron a trabajar ese día y que nunca le habían hecho nada a Jessica Watkins”.

Antes de dictar sentencia, Mehta abordó directamente la traumática historia de Watkins y dijo: “Creo que no hay un humano… que haya escuchado tu testimonio y no se haya conmovido”.

“Tu historia en sí misma muestra una gran cantidad de coraje y resiliencia”, dijo Mehta. “Has superado muchas cosas y debes ser considerada un modelo a seguir para otras personas en ese viaje. Y lo digo en un momento en que las personas trans en nuestro país a menudo son vilipendiadas y utilizadas con fines políticos”.

Pero el juez agregó: “Me resulta aún más difícil comprender la falta de empatía por quienes sufrieron ese día”.

Esta historia ha sido actualizada con desarrollos adicionales.