Anuncios

Instalan campamento migrante frente a muro fronterizo

CIUDAD JUÁREZ, Chih., marzo 20 (EL UNIVERSAL).- El arribo en los últimos días de decenas de migrantes a esta ciudad ha ocasionado que estos monten un campamento en el bordo que está frente a la puerta 36 del muro fronterizo en búsqueda de poder obtener el asilo político.

Los migrantes de origen venezolano, ecuatoriano e incluso colombiano, cruzan el río Bravo para llegar hasta la puerta del muro, hasta donde llega su travesía, pues la malla ciclónica y el alambre de púas que colocó el gobierno de Texas no les permite avanzar hasta la puerta 36.

A la orilla del bordo, pero de lado americano, estaban al medio día de este lunes decenas de migrantes que esperaban que los elementos de la Guardia Nacional de Texas les abrieran un espacio entre la malla para poderse entregar a la Patrulla Fronteriza. Otros hacían hoyos debajo de la malla para poder esquivar el cerco y así poder cruzar más rápido a los Estados Unidos y lograr su objetivo.

En el recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se constató cómo los migrantes que esperaban poderse entregar a la Patrulla Fronteriza montaron campamentos improvisados sobre el bordo americano.

Para ello, usaban palos y cobijas que ellos mismos traían consigo o hasta toallas y prendas que han sido abandonadas en la zona por otras personas que ya han cruzado.

Desde la semana pasada se ha tenido un ligero incremento de migrantes que buscan entregarse a la Patrulla Fronteriza para ser procesados y solicitar el asilo político, sin embargo, se toparon con la creciente del agua en el río la cual el martes ya había bajado debido a que el agua comenzó a ser entregada a los agricultores en el valle de Juárez.

A la par de esa cuestión, se toparon con el reforzamiento de la malla ciclónica que se hizo semanas atrás por la Guardia Nacional de Texas, por lo cual su espera para lograr el sueño americano se hace más larga. La mayoría de los migrantes que estaban el lunes en esa situación, dijeron haber llegado caminado de Chihuahua a Juárez, ya que, debido a la vigilancia en el tren, no han logrado subirse y llegar por esa vía a la esta localidad.

De lado americano las autoridades siguen reafirmando el mensaje de que la frontera continúa cerrada y quienes se entreguen por esta zona pueden ser regresados a su país bajo el Título 8 o procesados por cruzar de manera ilegal.