Anuncios

Inspecciona OAPAS descargas de predios en Naucalpan

NAUCALPAN, Méx., febrero 21 (EL UNIVERSAL).- El Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS) inspeccionó aguas residuales que generan al menos cuatro fraccionamientos, una granja porcina y el relleno sanitario metropolitano de Tepatlaxco que descargan sus drenajes y lixiviados en la presa Madín, donde se detectó la presencia de químicos y metales pesados en este embalse que abastece de agua potable a municipios como Naucalpan, Atizapán de Zaragoza y Tlalnepantla.

Atizapán, a través del organismo de Servicios de Agua, Potable Alcantarillado y Saneamiento (Sapasa) informó que lleva a cabo 65 procedimientos de sanción contra fraccionamientos, escuelas, centros comerciales, inmobiliarias y personas físicas y morales que descargan sus drenajes a la presa.

OAPAS entregó un reporte a EL UNIVERSAL sobre la inspección a fraccionamientos, la granja porcina y al relleno de Tepatlaxco, donde da cuenta de avances para evitar esta contaminación y la prevalencia de llegada de residuos tóxicos en el agua que se reparte para consumo humano, luego de pasar por una planta potabilizadora.

En el fraccionamiento Lomas Verdes Sexta Sección, OAPAS informó que realizaron 560 visitas de inspección, a igual número de residencias, de las cuales 76 se encontraron conectadas a la red pluvial, mismas que ya fueron encauzadas correctamente, con un avance de 90%.

El conjunto habitacional La Cúspide cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, la cual está fuera de operación, por lo que descarga a cielo abierto hacia la barranca hasta llegar a la presa Madín, encontrándose en proceso un requerimiento por parte del organismo para su rehabilitación.

El fraccionamiento Emperadores cuenta con una planta de tratamiento, la cual no opera correctamente, por lo que descarga a cielo abierto hacia la barranca hasta llegar a la presa Madín. Por incumplimiento a los requerimientos solicitados por OAPAS, se encuentra en proceso en el área jurídica.

Además, el relleno sanitario metropolitano Profaj, ubicado en Santiago Tepatlaxco, sigue presentando escurrimientos de lixiviados, principalmente cuando hay lluvias, a pesar de ser clausurado por autoridades federales y locales.

También se ubicó una granja porcina que descarga al río Tepatlaxco, el cual desemboca en el río San Juan y luego a Madín.

Autoridades de OAPAS informaron que realizan un monitoreo constante de la calidad del agua de la presa Madín, mediante análisis del laboratorio de control de la contaminación del agua perteneciente a este organismo y la contratación de un laboratorio externo Intertek+ABC Analitic, en las que ha detectado que las descargas de drenajes provenientes de Naucalpan, especialmente del afluente del río San Juan, transportan los lixiviados y se han detectado metales pesados como hierro y manganeso, contribuyendo al deterioro de la calidad del agua de la presa, donde se encontró turbiedad, color verdadero fuera de norma, aluminio, microcistina LR y compuestos orgánicos.

Es necesario eliminar los escurrimientos de lixiviados; monitorear y disminuir las concentraciones de DQO (Demanda Química de Oxígeno) y SST (Sólidos Suspendidos Totales) provenientes de los escurrimientos y ríos que confluyen a la presa para mantenerlos por debajo de los límites de la norma.