Anuncios

Inicia segunda etapa del Diálogo Nacional por la Paz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- La Compañía de Jesús en México, la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Dimensión Episcopal para los Laicos anunciaron el inicio de la segunda etapa del Diálogo Nacional por la Paz.

"Quienes participamos en el Diálogo Nacional por la Paz haremos propuestas concretas de política pública a partidos candidatos y candidatas, y vigilaremos de cerca antes y después de las elecciones para que estas sean tomadas en cuenta", refirieron en un video compartido en reses sociales.

En la primera etapa, se construyó la Agenda Nacional de Paz, con la opinión de aproximadamente 20 mil personas y mil 600 instituciones, en diversos foros que se realizaron durante año y medio.

"Preocupados por una política de seguridad que en 18 años no ha dado resultados, e indignados ante la indolencia gubernamental por el incremento del control territorial por parte de la delincuencia, iniciamos la Segunda Etapa del Diálogo Nacional por la Paz. Convocamos a diversos actores para emprender acciones que impulsen el diálogo, la articulación y la incidencia", expusieron.

La segunda fase del Diálogo Nacional por la Paz comprende tres acciones principales: A nivel local, para definir acciones para aliviar el sufrimiento, sensibilizar a la población y generar cambios en los contextos inmediatos.

También a nivel estatal, para es construir propuestas para la articulación, formación e incidencia, promoviendo condiciones sociales para la paz desde la corresponsabilidad; y a nivel nacional, para elaborar Estrategias de Políticas Públicas para la Paz, destinadas a ser entregadas a todas las candidaturas a cargos de elección popular a través de la Red Nacional de Paz.

"Instamos a quienes contendrán por un cargo de elección popular a expresar su compromiso para ser constructores de un México en paz. La tragedia de la violencia en nuestro país nos impulsa a construir puentes, comprender desde diversas perspectivas, aprovechar buenas prácticas territoriales y crear condiciones para tener unas elecciones en un ambiente de paz y con pleno respeto a los derechos humanos", añadieron.