Anuncios

Infusión que auxilia a combatir la grasa localizada en la cintura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 16 (EL UNIVERSAL).- Mantener un peso saludable no solo es una cuestión estética, sino crucial para la salud general. Cuando se trata de combatir la grasa localizada, la cúrcuma emerge como una alternativa natural que, combinada con actividad física y cambios en los hábitos, puede ser una aliada valiosa, según expertos de la Universidad de Harvard.

Consumir té de cúrcuma no solo puede contribuir a la reducción de grasa, sino que también proporciona beneficios mentales. Rico en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias, este té puede promover la relajación mental. La cúrcuma es conocida por sus propiedades desintoxicantes, mejora de la digestión y control de los niveles de azúcar en sangre, convirtiéndola en un aliado en la lucha contra la grasa abdominal.

La cúrcuma, perteneciente a la misma familia que el jengibre, es una especia ligeramente picante con un característico color amarillo. Rica en nutrientes como fibra, proteínas, niacina y varias vitaminas y minerales, la parte utilizada tradicionalmente por sus propiedades medicinales es el rizoma. Aunque su consumo en cantidades culinarias es bajo, su valor nutricional es significativo.

Estudios sugieren que la curcumina, presente en la cúrcuma, posee propiedades antioxidantes que combaten el estrés oxidativo y pueden ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro y ciertas enfermedades crónicas. Además, investigaciones indican que la cúrcuma podría tener efectos antidepresivos naturales y actuar como un tónico estomacal, mejorando la digestión y combatiendo problemas gastrointestinales.

La infusión de cúrcuma se puede disfrutar por la noche sin alterar el sueño, facilitando la depuración del hígado y la función intestinal del día siguiente. También, consumirla después de una comida principal durante el día puede potenciar sus beneficios. Sin embargo, es importante mencionar que esta infusión no está recomendada para mujeres embarazadas, niños, personas con problemas de vesícula o desequilibrios hormonales.

Preparar esta infusión es sencillo:

Ingredientes: 1 cucharada de cúrcuma en polvo, 4 tazas de agua, 1 cucharada de jugo de limón o jengibre rallado, miel.

Poner a hervir el agua y agregar la cúrcuma.

Mezclar y dejar a fuego lento durante 15 minutos.

Retirar, colar y servir el té.