Anuncios

Indagan amenazas contra comisionado de transparencia

CUERNAVACA, Mor., marzo 23 (EL UNIVERSAL).- El crimen del comisionado presidente de Transparencia en Morelos, Marco Antonio Alvear Sánchez, fue condenado por los poderes Ejecutivo y Legislativo, y sobre su asesinato surgieron varias hipótesis relacionadas con amenazas verbales recientes por parte de exdiputados locales y la aparición de lonas con amagos del crimen.

Una tercera línea está relacionada con su actividad para exigir transparencia en el manejo de recursos a entes como la Fiscalía General del Estado (FGE).

Entre los datos que documentaron los investigadores se encuentra la visita que hicieron al comisionado presidente los exlegisladores locales Roberto y Julio Yáñez Moreno, hijos del comisionado Roberto Yáñez Vázquez, para reclamar el pago a su padre de una especie de laudo millonario ganado mediante una controversia constitucional.

"La visita sucedió la semana pasada. No fue la primera que hicieron los Yáñez al IMIPE y aunque la oficina del comisionado se encuentra en la parte de arriba, los gritos hacia su persona se escucharon por todo el edificio", cuentan trabajadores bajo condición de anonimato.

Otra línea de investigación está relacionada con dos lonas que colgaron supuestos integrantes del crimen organizado en mayo y junio de 2023, en cuyos textos acusaron al titular del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) de actos de corrupción y de estar vinculado con La Familia Michoacana. En ambas lonas le dejaron amenazas de muerte.

En julio de ese año, EL UNIVERSAL obtuvo una entrevista exclusiva con el maestro en Derecho para hablar de ese tema, así como de los gastos de representación de los comisionados, incluidos los de sí mismo, por los que eran objeto de críticas por parte de organizaciones no gubernamentales.

"Hay quien no se siente cómodo con el trabajo que venimos realizando y prueba de ello son estas narcomantas que nos vinculan con ciertos grupos de la delincuencia organizada, perdón, afortunadamente yo puedo estar tranquilo, ando sin escoltas, ando como cualquier otro día tomándome un café, sin ningún problema porque, insisto, yo no le debo nada a nadie.

"Hago mi trabajo todos los días. Me he vuelto incómodo porque justamente he dado a conocer una serie de actividades ilícitas y he tomado cartas en el asunto. He presentado denuncias, tan es así que algunas alcanzaron el tema de tribunales, muchos de ellos ya fueron vinculados y van a vincularse con otros ilícitos que en su momento cometieron", señaló el comisionado.

Más adelante compartió que había ganado dos controversias al fiscal Uriel Carmona Gándara porque éste se negaba a transparentar el uso del presupuesto, pero también acusó a organizaciones no gubernamentales de pretender desestabilizar al IMIPE.

El automóvil del Alvear Sánchez recibió al menos 17 balazos calibre 9 milímetros, de acuerdo con los reportes preliminares.

Fue un ataque directo, dijo el fiscal Uriel Carmona Gándara, al acudir a la escena del crimen como también lo hizo cuando asesinaron a la diputada local del partido Morelos Progresa Gabriela Marín, en octubre de 2023, y cuando casi matan a balazos al dirigente moral del PVEM, Faustino Javier Estrada, en junio de ese mismo año; en ambos casos no se conocen avances sobre el o los presuntos responsables.