Anuncios

Otro incidente con un Boeing: un 757 perdió una rueda del tren delantero mientras se preparaba para despegar en Atlanta

Varios Boeing 747, MD 90 y Boeing 757 descansan bajo el sol del desierto
Varios Boeing 747, MD 90 y Boeing 757 descansan bajo el sol del desierto - Créditos: @DUSTIN CHAMBERS

ATLANTA.- La rueda delantera de un avión de pasajeros Boeing 757 operado por Delta Air Lines se desprendió y rodó cuesta abajo mientras el avión se preparaba para despegar durante el fin de semana desde el aeropuerto internacional de Atlanta, según la Administración Federal de Aviación (FAA).

Ninguno de los 184 pasajeros o seis miembros de la tripulación a bordo resultó herido en el incidente, que tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson el sábado, de acuerdo a un aviso de la FAA en el que documentó lo ocurrido. El ente sigue investigando el hecho.

Delta Airlines
Delta Airlines

El reporte indicó que el avión estaba alineándose en la pista y esperando la orden de despegue cuando “la rueda del tren delantero se soltó y rodó colina abajo”.

El avión estaba programado para un vuelo a Bogotá, Colombia, cuando ocurrió el percance, y un vocero de Delta dijo que los pasajeros fueron trasladados en autobús a la terminal y luego reubicados en un vuelo de reemplazo, según The New York Times. Mientras, el avión permaneció tres horas en la pista.

“Pedimos disculpas a nuestros clientes por las molestias”, reza el comunicado de la aerolínea, que aseguró que el avión volvió a funcionar al día siguiente.

Los aviones Boeing 757 tienen dos neumáticos de goma en el tren delantero colocados uno al lado del otro, que se chequean antes de cada vuelo.

El percance del tren delantero del avión se produce en medio de un mayor escrutinio del fabricante de aviones por parte de los reguladores federales luego de la explosión en el aire de un panel del fuselaje que dejó un agujero en un avión Boeing 737 MAX de Alaska Airlines.

Nadie resultó gravemente herido en la explosión, pero la FAA dejó en tierra 171 MAX 9 después del incidente del 5 de enero.

Desde entonces, la agencia ha recomendado que las aerolíneas que operan aviones Boeing 737-900ER inspeccionen los tapones de las puertas de esos aviones para asegurarse de que estén correctamente asegurados después de que algunas aerolíneas informaron hardware suelto durante las inspecciones de aviones MAX 9 en tierra.

Agencia Reuters