Anuncios

El inédito caso Scaloni: de solución temporánea a entrenador confirmado para dos mundiales

Lionel Scaloni continuará como DT de la selección cuatro años más
Lionel Scaloni continuará como DT de la selección cuatro años más - Créditos: @Archivo La Nación

El entrenador del seleccionado argentino para el Mundial de Qatar era Jorge Sampaoli. Al DT de Casilda la AFA le había firmado un contrato por 5 años en 2017, e incluso le había hecho un plan de pagos para devolverle la cláusula de salida que él mismo le había pagado a Sevilla, de España, su anterior club. Pero la prematura eliminación en Rusia 2018, sumada al pobre rendimiento futbolístico del equipo llevaron a Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA, a rescindirle el contrato. Había que buscar un sustituto y allí apareció un nombre. Que primero fue una solución “del momento”. Luego, a fuerza de resultados y de buen clima en el equipo, se transformó en entrenador permanente hasta Qatar 2022. Ahora, con la renovación de su contrato acordada de palabra, se quedará hasta el Mundial 2026. Lionel Scaloni es el caso de un DT renovado para dos Mundiales seguidos.

Tengo ganas de seguir después del Mundial. Hoy (por ayer) se dio un paso gigante hacia mi renovación. ¿Quién no va a tener ganas de seguir en una Selección como la de Argentina? Con Tapia tengo la mejor relación”, dijo el entrenador de Pujato en las entrañas del estadio Red Bull, en Nueva Jersey, tras el partido que la Argentina le ganó a Jamaica por 3-0. Fue la última prueba antes de Qatar 2022. Fue, también, el corolario a cuatro años de trabajo en el que el propio Scaloni fue mirado primero de reojo, luego con respeto y, ahora, con admiración por los resultados, el juego y el grupo que integra el seleccionado argentino. En el lugar donde todo comenzó: Estados Unidos. Un camino circular en el que el entrenador pasó de parche a solución definitiva.

Tapia, Scaloni y César Luis Menotti en el predio de Ezeiza: el proyecto actual de Selecciones continuará hasta 2026
Tapia, Scaloni y César Luis Menotti en el predio de Ezeiza: el proyecto actual de Selecciones continuará hasta 2026 - Créditos: @FABIAN MARELLI

Quienes rodean a Tapia siempre sostuvieron lo mismo: su entrenador era Mauricio Pochettino, pero no podía salir de Tottenham, primero. Y de PSG, después. En este contexto, y por más que hubo charlas con varios entrenadores, fue el histórico dirigente de Barracas Central quien se la jugó por Scaloni, integrante del cuerpo técnico de Sampaoli. Lo rodeó con Walter Samuel, Roberto Ayala, Pablo Aimar y Diego Placente. En la cabeza del presidente de la AFA, el legado de José Néstor Pekerman tenía que estar presente de alguna forma en el seleccionado nacional. Tapia, confeso “hincha número uno del equipo argentino”, siempre supo que el camino a Qatar marcaría su estancia al frente de la AFA. El suceso del conjunto albiceleste sería el suyo, sobre todo a partir del cariño y la cercanía con los futbolistas más experimentados de la Selección.

Scaloni arrancó. Primero en L’Alcudia, en España, donde vivía y había entrenado a un equipo de cadetes en Mallorca. Se le cuestionaba su inexperiencia; se decía que ante el primer traspié volaría por el aire como un fusible. Sin embargo, encadenó resultados. Juntó referentes. Encontró socios e interlocutores para Lionel Messi, al que no ató ni condicionó. El capitán volvió a sonreír. Apostó por Emiliano “Dibu” Martínez y Cristian “Cuti” Romero, quienes debutaron en el equipo nacional sin amistosos. A la cancha, y por los puntos. Fueron dos plenos y ambos son fijos en la formación base de Argentina para la Copa del Mundo.

Es tan extraño el caso del DT nacido en Pujato que no tiene antecedentes en la historia reciente de la Selección. Hay que ir hasta los tiempos de Marcelo Bielsa y Julio Humberto Grondona. El caudillo de Sarandí quiso renovarle el contrato antes del Mundial de Corea y Japón, en 2002. Lo intentó a caballo de las actuaciones en las eliminatorias sudamericanas, que a juicio del ex vicepresidente de la FIFA eran las más difíciles del mundo. El Loco, en cambio, pidió esperar al Mundial. Lo que siguió es conocido: la Argentina se volvió en primera ronda, pero Grondona se salió con la suya. Extendió el contrato con el entrenador rosarino, quien se fue “por falta de energía” en septiembre de 2004, tras ganar la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de ese año, disputados en Atenas.

Scaloni y Tapia tienen una relación fluida y la intención de la AFA siempre fue mantener lo que entiende que es “un proyecto integral de selecciones nacionales”. Para eso contrató a Javier Mascherano como DT de la Sub 20, por ejemplo. Sólo había que ponerse de acuerdo en los números y la duración de un nuevo convenio para cerrarlo. Minutos después de la conferencia de Scaloni, el propio presidente de la AFA anunció a través de sus redes sociales el apretón de manos con el entrenador y su continuidad hasta el Mundial de 2026. Así, el DT de Pujato quedó confirmado por dos Mundiales consecutivos, algo inédito. Con un detalle: el acuerdo excede el mandato de Tapia al frente de la Casa del Fútbol Argentino, que vence en 2025. Los 35 partidos sin derrotas, el título en la Copa América de Brasil 2021 y el triunfo ante Italia en la Finalissima de este año son algunos de los méritos que hizo Scaloni para ganarse la continuidad. La AFA apuesta por la estabilidad de un proyecto.