Anuncios

Imán de mezquita bombardeada en Gaza denuncia que "la guerra de Israel es contra el islam"

Rafah (Gaza), 12 feb (EFE).- Hassan Abu Hamed, el imán de la mezquita Al Hudda de Rafah, destruida anoche en un bombardeo del Ejército israelí durante la operación de rescate de dos secuestrados en manos de Hamás, aseguró hoy que la destrucción del templo es una muestra de que "la guerra de Israel es contra el islam".

"La destrucción de más de 1.000 mezquitas es un mensaje claro de que esta guerra es una guerra religiosa, es una guerra contra el islam", asegura a EFE Abu Ahmed entre los escombros del edificio, que ha quedado prácticamente destruido.

Según el Gobierno de Gaza, más de 1.000 mezquitas han sido dañadas o destruidas y más de 28.300 personas han muerto durante la ofensiva israelí que siguió al ataque de Hamás contra Israel, el 7 de octubre, y que causó 1.200 muertos.

Rodeado de decenas de niños que rebuscan entre las ruinas, Abu Ahmed carga contra "la ocupación sionista" y el Ejército israelí: "Ese Ejército que se autoproclama como un ejército con valores ¿Dónde están esos valores cuando vemos la destrucción de esta mezquita, cuya única culpa es que en ella se menciona el nombre de Dios? ¿Cuál es la culpa de los libros de dios que han sido rotos y quemados?.

"Pero igual que han destruido esta mezquita, la volveremos a levantar con el permiso de dios y permanecerá con la cabeza alta y seguirá siendo un faro del islam para los musulmanes a lo largo de los tiempos, hasta el día del juicio final", agregó.

Según Abu Ahmed, la mezquita había sido construida en 1952, tenía una extensión de 1.200 metros cuadrados y capacidad para 1.500 creyentes.

"No pueden apagar la luz del islam, los corazones son los emires del islam y toda la tierra es una mezquita", zanjó el religioso.

El grupo islamista Hamás acusó este lunes a Israel de haber cometido una "masacre contra civiles desarmados" en Rafah, en el extremo meridional de la Franja de Gaza donde hay más de un millón de gazatíes desplazados, durante la operación de rescate esta madrugada de dos rehenes israelíes.

"El ataque perpetrado esta noche por el ejército de ocupación nazi en Rafah y sus horrendas masacres contra civiles desarmados, incluidos niños, mujeres y ancianos desplazados, que hasta ahora ha causado más de 100 mártires, es una continuación del genocidio e intentos de desplazamiento forzado contra nuestro pueblo palestino", indicó hoy el grupo islamista en un comunicado.

Las fuerzas israelíes rescataron esta madrugada en Rafah a dos rehenes, Fernando Simón Marman, de 60 años, y Norberto Louis Har, de 70, ambos secuestrados en el kibutz Nir Yitzhak el 7 de octubre; aunque todavía quedan dentro 130 cautivos, alrededor de una treintena muertos.

El portavoz del Ejército israelí, Daniel Hagari, indicó que la operación de rescate en un edificio en el corazón de Rafah se llevó a cabo con el apoyo de una "intensa potencia de fuego" de la Fuerza Aérea; y que murieron cerca unos cincuenta "terroristas", sin bajas en las filas israelíes.

(c) Agencia EFE