Anuncios

Huracán, de puesto de descenso a primero en la Copa de la Liga, por obra del técnico que está en la agenda de Boca

Festeja Fernando Tobio, autor del primer gol de Huracán ante Atlético Tucumán
Festeja Fernando Tobio, autor del primer gol de Huracán ante Atlético Tucumán - Créditos: @X @CAHuracan

En la fecha anterior, con el triunfo ante Arsenal, en Huracán se dejó de hablar del descenso. Se ahuyentaron los fantasmas, no hubo más incertidumbre, el alivio y la tranquilidad invadieron todos los rincones de Parque Patricios. Fueron varios meses con el agua al cuello, con pronóstico reservado. Clausurada la angustia, una semana más tarde se festejó algo más que la permanencia en primera división.

Este domingo, tras la victoria 2-0 en Tucumán sobre Atlético, en unos de esos giros impensados que a veces ofrece el fútbol, el Globo celebró que la buena campaña que le sirvió para alejarse de la zona roja le alcanzó para algo fuera de los planes: terminar como puntero del Grupo A de la Copa de la Liga, por delante de River, clasificarse para los cuartos de final -el cruce hasta hoy sería con Platense- y, por qué no, ilusionarse con la lucha por el título.

Diego Martínez, el entrenador que rescató a Huracán
Diego Martínez, el entrenador que rescató a Huracán - Créditos: @Fotobaires

Además de los elogios que se llevan los jugadores, en Huracán hay consenso sobre el responsable de esta metamorfosis. Las palmas se las lleva el director técnico Diego Martínez, que agarró un fierro calentísimo, allá por julio de este año. Martínez no quiso tomarse ningún descanso tras desvincularse de Tigre, al que ascendió a primera división, lo llevó a la final de la Copa de la Liga de 2022 que perdió ante Boca y consiguió la clasificación a la Copa Sudamericana.

Tres semanas después de alejarse del Matador de Victoria, Martínez aceptó la propuesta de dirigir a Huracán, que en ese momento estaba penúltimo, en puesto de descenso por la Tabla Anual. La zona de salvación estaba cinco puntos arriba. Se hacía cargo de la pesada herencia de Sebastián Battaglia, que no había conseguido ningún triunfo en nueve partidos (cinco derrotas y cuatro empates).

Lo más destacado de Atlético Tucumán 0 - Huracán 2

<

Martínez no hizo magia desde el comienzo. Todo lo contrario, el arranque fue duro, desmoralizador. Arrancó con tres derrotas consecutivas (Atlético Tucumán, Boca y Talleres). El hundimiento parecía inevitable. Había menos material tras las ventas de Santiago Hezze, Franco Cristaldo, Lucas Merolla y Benjamín Garré.

Martínez empezó a enderezar el barco con una victoria de visitante sobre Platense. Entre el final de la Liga Profesional y el comienzo de la Copa de la Liga juntó seis triunfos en ocho encuentros, y en el medio intercaló dos pasos adelante por la Copa Argentina, con un 5-3 a Racing que terminó por elevar las acciones del entrenador que trabajó en las divisiones inferiores de Boca. Enseguida sobrevino un bache, con un punto en cuatro encuentros. Otra vez las dudas, la amenaza del descenso que agrandaba su sombra.

Mazzantti deja atrás a Pereyra
Mazzantti deja atrás a Pereyra - Créditos: @X @CAHuracan

Tras el empate de local ante Barracas Central, la visita al Monumental, hace dos fechas atrás, se presentó como una situación límite. Una derrota hubiera sido un yunque en lo matemático y anímico. Pero el Globo dio el golpe al vencer 2-1, con un gol en el final de Franco Alfonso, el juvenil que llegó a préstamo desde Nuñez. Huracán le cortaba a River un récord de 20 éxitos consecutivos en el Monumental. Martínez volvía a festejar en ese escenario, como cuando con Tigre eliminó a River por los cuartos de final de la Copa de la Liga, época en la que le sacaba provecho a la pareja ofensiva que integraban Facundo Colidio y Mateo Retegui.

En la fecha siguiente, el apretado 1-0 sobre Arsenal certificó la permanencia en la categoría superior. Una pauta de cómo había vivido Martínez todo este proceso fue su imagen en el banco de suplentes, apenas sonó el silbato final: sentado, agachó la cabeza y durante varios segundos se quedó procesando internamente todos los sentimientos de los últimos meses. Camino al vestuario, compartió la euforia con los hinchas que le agradecían y ovacionaban en el Tomás A. Ducó.

Desde la renuncia de Jorge Almirón en Boca, su nombre volvió a sonar como uno de los candidatos, algo que ya había ocurrido cuando Juan Román Riquelme le buscaba reemplazante al despedido Hugo Ibarra. Esta vez, Martínez no quiso verse en medio de trascendidos: “Esta situación de los rumores sobre Boca ya me sucedió cuando estuve en Tigre. Queda claro que mi energía está puesta en Huracán. No quiero me llame nadie”.

Pereyra disputa la pelota con Estigarribia
Pereyra disputa la pelota con Estigarribia - Créditos: @Telam

Su campaña en Huracán abarca 19 partidos, con la obtención de 32 puntos sobre 57 posibles (56 por ciento de eficacia). En la Copa de la Liga, el goleador es el uruguayo Matías Cóccaro, con cinco. Martínez es un técnico al que le gusta hablar de fútbol en las conferencias de prensa, desmenuza los planteos tácticos y las distintas variantes que se van dando durante un partido. Estaría encantado si tuviera un pizarrón para hacerlo de manera más didáctica.

En el estadio José Fierro de San Miguel de Tucumán hizo una especie de balance: “Realmente, si hace seis meses me decían que íbamos a llegar a enfrentar Atlético en esta situación, hubiera firmado. Y hasta hubiese puesto plata para que suceda. Después de salvarnos del descenso vinimos a buscar el segundo objetivo, la clasificación entre los cuatro primeros. Repito lo que dije desde el primer día: me saco el sombrero por este grupo de futbolistas. Desde que llegamos se tiraron de cabeza para sacar a Huracán de donde estaba. Ahora vamos por otro objetivo, que quizá no lo teníamos en el comienzo. El fútbol a veces te regala estas cosas, vamos a tratar de aprovecharlas”.