Anuncios

Howard Staunton y el diseño de las piezas de ajedrez que lleva su nombre

Tablero utilizado en la partida de 1972 entre Bobby Fischer y Boris Spassky. Estas piezas de ajedrez tienen un diseño Staunton
Tablero utilizado en la partida de 1972 entre Bobby Fischer y Boris Spassky. Estas piezas de ajedrez tienen un diseño Staunton - Créditos: @Heritage Auctions

Cuando nos referimos a un juego de ajedrez cuyas piezas tienen estilo, alta definición y elegancia de formas, decimos “un Staunton”, nombre que recibe el juego de ajedrez de diseño standard. Este apellido remite a Howard Staunton (1810-1874), inglés que fue el mejor ajedrecista del mundo en la década de 1840. Fue el impulsor de lo que se podría denominar la Escuela de Ajedrez Inglesa, el organizador del primer torneo internacional de ajedrez, columnista y autor de varios libros. Y como si todo esto fuera poco, hizo fabricar unas piezas en ébano, que actualmente se consideran las mejores para jugar, y aunque no fue él quien las diseñó, sí las popularizó.

Staunton nació en Westmorland en 1810. Fue un hombre de teatro, estudioso y editor de las obras de Shakespeare. Se dice que cuando Staunton era un joven estudiante, interpretó un papel en El Mercader de Venecia. En el ajedrez, Howard Staunton fue un adelantado; su sentido del juego lo llevó a jugar posiciones que solo se comprendieron con exactitud un siglo después.

Es probable que la pasión de Staunton por el ajedrez haya nacido al ver el match entre Labourdonnais y McDonnell de 1834, y como tenia una alta estima por la patria, siempre sintió deseos de vengar esa derrota que “Francia le infligió a Inglaterra”, ya que Labourdonnais fue el triunfador en ese histórico encuentro. En mayo de 1843, el francés Pierre Fournier de Saint Amant, un exitoso comerciante de vinos de Burdeos, se presentó en el St. George Chess Club de Londres y jugó seis partidas con Staunton, a quien derrotó por 3 a 2 y un empate.

Howard Staunton
Howard Staunton - Créditos: @LA NACION

De regresó a París publicó las partidas, y Staunton, picado en su amor propio, buscó la revancha. Ese desquite se disputó en noviembre de ese año, a 21 partidas entre ambos. Encuentro que el propio Staunton calificó “Inglaterra vs. Francia”. La única condición que puso Saint Amant es que se jugara en París. Este histórico match comenzó el 14 de noviembre de 1843 en el Cercle des Echecs por una bolsa de 100 libras esterlinas o su equivalente a 2.500 francos. Además del avance teórico-técnico que significó este match para el ajedrez mundial, hubo otras novedades de gran relevancia, como las piezas estilo Staunton que el inglés había hecho fabricar en Londres, y con las que se disputaron las partidas.

Ya por esa época existía la demanda de un tipo de piezas de ajedrez que fueran reconocibles para todos los aficionados en todos los países. Este diseño que empleó Staunton es el que todavía se usa hoy en los torneos de élite. También se estableció por primera vez la alternancia de colores en un match. Anteriormente se sorteaba en cada partida y a veces, el ganador del sorteo, prefería jugar con las negras y comenzaba la partida con dicho color.

Staunton ganó 11 partidas, perdió 6 y empató 4, tomándose cumplido desquite del duelo anterior. El avance posicional que mostró el británico perduró hasta nuestros días. La maniobra de sacrificar calidad para lograr un peón libre apoyado ha sido usada posteriormente, por generaciones de campeones, entre ellos Mikhail Botvinnik y Tigran Petrosian, haciendo de ella un arma poderosa. La paciente laboriosidad en posiciones restringidas (sobre todo con las piezas negras), preparando un contraataque letal, se puede apreciar en muchas partidas de Staunton. Saint Amant clamó siempre por una revancha, pero Staunton enfermó y la misma no pudo llevarse a cabo. En 1845, comenzó su tarea periodística en el Illustrated London News, que mantuvo hasta su muerte. Entre 1847 y 1849 Staunton publicó su manual de ajedrez, el “Chess Player’s Handbook” que se tradujo a varios idiomas y sirvió a generaciones de ajedrecistas.

Así es el el modelo de piezas
Así es el el modelo de piezas "Staunton" - Créditos: @LA NACION

En mayo de 1851 se realizó en Londres la primera Exposición Universal. Dentro de ese marco, Staunton tuvo la excelente idea de organizar un torneo con los mejores ajedrecistas del mundo, el primer torneo magistral que conoce la historia de esta disciplina. La gran cantidad de público hizo que el ajedrez pegara un salto enorme y se popularizara mucho en Inglaterra. Este certamen lo ganó el alemán Adolf Anderssen, que pasó a ser considerado desde entonces como el mejor jugador del mundo. Es muy probable que los menesteres organizativos influyeran para que Staunton perdiera su duelo en la tercera vuelta con Anderssen por 4 a 1. Después de ese gran torneo, Staunton sólo jugo al ajedrez como un pasatiempo.

El 22 de junio de 1874, a la edad de 64 años, cuando estaba trabajando en el manuscrito de un libro (Chess: Teory and practise, publicado en 1876) un ataque cardíaco puso fin a su vida. Las piezas de ajedrez que se empeñó en utilizar y difundir, permitieron unificar el modelo de los juegos de ajedrez, y dieron perdurabilidad a su nombre.