Anuncios

Hospitalizados, 5 pasajeros de autobús que chocó en Sinaloa

CULIACÁN, Sin., enero 31 (EL UNIVERSAL).- Entre los ocho heridos del choque entre un autobús de pasajeros en la Maxipista Mazatlán-Culiacán, en el que fallecieron diecinueve personas calcinadas, permanecen hospitalizados una bebe de siete meses, su madre, abuela y su padre, así como un adolescente de nombre Adrián "N", de 14 años.

De los 37 pasajeros del camión número 502, de la línea Norte de Sinaloa, con los que salió la noche del lunes pasado de Guadalajara, Jalisco, pero en su trayecto a la ciudad de los Mochis subió a ocho usuarios sin estar identificados.

El secretario de Salud del Estado, Cuitláhuac González Galindo, agradeció al personal del Hospital General de la Cruz de Elota, en donde se atendieron de forma urgente a trece de los pasajeros, de los cuales, solo ocho de ellos requirieron ser trasladados a otros nosocomios de las ciudades de Culiacán, Los Mochis y Mazatlán.

Comentó que de los ocho pasajeros que presentaron quemaduras en sus cuerpos u otro tipo de lesiones graves, cinco de ellas son del sexo femenino, de las cuales, dos presentan quemaduras en el catorce por ciento de sus cuerpos.

Dio a conocer que en el caso del adolescente Adrián "N", de catorce años, por ser un paciente que requiere de cuidados especiales, puesto que a la edad de seis años, tuvo un trasplante de hígado y presenta quemaduras, tuvo que ser intubado y trasladado en helicóptero al Hospital Pediátrico de Sinaloa.

Aclaró que por su estado de salud, previamente tiene que ser estabilizado y evaluar para determinar si es posible que este pueda ser trasladado en una ambulancia médica aérea a un hospital de alta especialidad en los Estados Unidos, para el tratamiento de las quemaduras.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado adelantó que instalará una mesa de recepción de familiares de pasajeros no localizados, a fin de tomarles muestras de sangre, para cotejar sus ADN, con los restos carbonizados de los 19 cuerpos rescatados.

La dependencia, aclaró que será un trabajo muy complicado, puesto que se tienen que desarrollar trabajos de genética forense y por las condiciones en las que se recuperaron los restos, dentro del camión que quedó destruido por el fuego, ello lo complica.