Anuncios

Horror en el Caribe: tres presos se fugaron de una cárcel, secuestraron un yate y habrían matado a los propietarios

El yate
El yate "Simplicity", que los oficiales aseguran que fue secuestrado por tres prófugos de Granada con sus propietarios dentro - Créditos: @AP News

SAN JUAN, Puerto Rico.- Las autoridades del Caribe oriental dijeron que estaban tratando de localizar a una pareja de ciudadanos estadounidenses que estaban a bordo su yate, Simplicity, hace más de una semana cuando fue secuestrado por tres prisioneros fugitivos de la isla de Granada.

La Real Fuerza de Policía de Granada dijo en un comunicado emitido el viernes que estaban trabajando en pistas “que sugieren” que los dos ocupantes del yate, Ralph Hendry y Kathy Brandel, podrían haber muerto.

Investigadores de Granada y San Vicente y las Granadinas a bordo del yate
Investigadores de Granada y San Vicente y las Granadinas a bordo del yate "Simplicity" - Créditos: @AP news

Su búsqueda comenzó el 21 de febrero después de que alguien descubrió su catamarán abandonado en las costas de San Vicente y alertó a las autoridades.

Esta investigación está en su etapa inicial”, dijo el policía.

Según la reconstrucción de los hechos con la información brindada por las autoridades, los tres prisioneros escaparon de una comisaría el 18 de febrero y secuestraron el barco un día después. Ingresaron ilegalmente a la costa suroeste de San Vicente el 19 de febrero y atracaron el barco. Dos días después, los tres prófugos fueron arrestados en la costa noroeste de la isla.

“Buen corazón”

La policía cree que los hombres secuestraron el catamarán con la pareja a bordo y luego supuestamente los arrojaron al agua mientras viajaban a San Vicente, ya que observaron señales de violencia a bordo.

La Asociación de Vela Salty Dawg, una organización sin fines de lucro, dijo que los propietarios del barco que “marineros veteranos” y miembros de la asociación desde hacía mucho tiempo, calificándolos de “buen corazón y capaces”.

La asociación dijo que un patrón de otro barco que se puso en contacto con ellos dijo que encontró el yate Simplicity “anclado y abandonado” frente a una playa en la isla de San Vicente. “El buen samaritano subió a bordo del barco y notó que los propietarios... no estaban a bordo y encontró evidencia de aparente violencia”, dijo la asociación en un comunicado el jueves.

Hendry y Brandel habían navegado en el yate en el Rally del Caribe del año pasado desde Hampton, Virginia, a Antigua, y que estaban pasando el invierno navegando en el Caribe oriental, indicó la asociación.

“Este es un suceso muy perturbador y las autoridades aún no han confirmado los detalles, pero parece ser un suceso trágico”, dijo Bob Osborn, presidente de la asociación. “En todos mis años de navegación por el Caribe, nunca había oído hablar de algo así”.

Los familiares de los desaparecidos se reunieron con las autoridades en San Vicente el sábado, donde fueron vistos abordando el yate secuestrado. Estaba custodiado por funcionarios, uno de los cuales llevaba guantes de látex.

La familia de Hendry emitió un comunicado el sábado agradeciendo a la policía, a los guardacostas locales y a todos aquellos que ayudaron a las autoridades a recopilar información.

Significa tanto para nosotros que tantas personas cuidaron de Ralph y Kathy como amigos y compañeros de viaje que están dispuestos a detenerse y ayudar en cualquier forma posible”, dijo la familia. También pidieron que todos aquellos que intentaran realizar búsquedas independientes “se retiraran”.

“La única forma en que creemos que esta situación podría empeorar sería si alguien resultara herido o estuviera en peligro al intentar realizar búsquedas”, señaló la familia.

Las autoridades de Granada dijeron que habían enviado investigadores de alto nivel y un especialista forense a la cercana isla de San Vicente, donde los prisioneros fugitivos fueron arrestados el miércoles. La investigación, con la ayuda de personal de la embajada de Estados Unidos, se desarrolla por mar y aire.

Los detenidos, de 19, 25 y 30 años, fueron acusados hace un par de meses de un cargo de robo con violencia.

El recluso de mayor edad también fue acusado de un cargo de violación, tres cargos de intento de violación y dos cargos de agresión indecente y causar daño, dijo la policía de Granada.

Agencia AP y diario The Washington Post