Anuncios

Hizbulá reivindica cuatro ataques contra norte de Israel entre aumento de violencia fronteriza

Beirut, 28 ene (EFE).- El grupo chií libanés Hizbulá reivindicó este domingo cuatro nuevos ataques contra posiciones militares en el norte de Israel, cuyo Ejército lanzó nuevas rondas de ataques aéreos contra varias aldeas del sur del Líbano y utilizó proyectiles de fósforo blanco, según la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN).

En una serie de comunicados, Hizbulá indicó que atacó dos reuniones de soldados israelíes y los cuarteles de Ramim y de Honen, en el norte de Israel, con cohetes e incluso con misiles de alto calibre de tipo 'Burkan'.

Asimismo, anunció la muerte de tres de sus combatientes, si bien no especificó cómo ni dónde fallecieron.

Por su parte, la ANN informó que varios proyectiles de fósforo blanco lanzados por Israel impactaron hoy contra la localidad de Al Dhahira, en el sur del líbano, lo que provocó heridas a una ciudadana libanesa y la destrucción de algunas viviendas.

Los ataques de Israel también tuvieron como objetivo otras zonas sureñas del país mediterráneo, como las ciudades de Hula y Markaba, que este domingo fueron escenario de bombardeos, ataques de artillería y de fósforo blanco, según la agencia.

Por su parte, el Ejército israelí dijo este domingo que atacó puestos militares de Hizbulá en las localidades sureñas libanesas de Zibqin, Hula, Marwahin, Dayra y Ayta as Shab, en respuesta al lanzamiento de cohetes y drones hacia Israel.

Entre las posiciones de Hizbulá que las fuerzas israelíes atacaron están "complejos militares, puestos de observación y sitios militares", así como "un centro de mando" y ataques contra otros puntos "con tanques y artillería", según un comunicado castrense.

Las partes llevan más de tres meses enzarzadas en intenso fuego cruzado a través de la divisoria común, en sus peores enfrentamientos desde la guerra librada por ambos en el verano de 2006.

El coordinador humanitario de la ONU para el Líbano, Imran Riza, alertó hace dos días de que la grave crisis económica en marcha en el país ha reducido la capacidad de resistencia de los 86.000 desplazados y las 60.000 personas aún residentes en zonas azotadas por el fuego cruzado del lado libanés.

(c) Agencia EFE