Anuncios

Harris pide a Carolina del Sur elegir entre la "unidad" de Biden y la "división" de Trump

Orangeburg (EE.UU.), 2 feb (EFE).- La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, pidió este viernes a Carolina del Sur que acuda a las urnas para enviar un fuerte mensaje de apoyo al mandatario Joe Biden, quien dijo representa la "unidad" y la "compasión" frente a la "división" y "crueldad" de Donald Trump.

Harris fue la encargada de pronunciar el discurso de clausura de campaña antes de que mañana sábado Carolina del Sur dé inicio al proceso de primarias demócratas. Aunque la victoria de Biden está garantizada, los resultados servirán para medir su apoyo entre los votantes, especialmente entre la comunidad negra.

Ante decenas de estudiantes afroamericanos en la Universidad de Carolina del Sur, Harris argumentó que un contundente resultado en ese estado es fundamental para lograr una victoria en las elecciones de noviembre, en las que Biden podría volver a enfrentarse a Trump, favorito para ser el candidato republicano.

"El presidente Biden y yo nos guiamos por una creencia fundamental: trabajamos por el pueblo estadounidense y luchamos por ustedes cada día. Lamentablemente, esto no es así para todos, y me refiero a Donald Trump", afirmó.

Harris señaló que Trump, a lo largo de los años, "ha avivado las llamas del odio, la intolerancia y el racismo con el fin de obtener poder y beneficios políticos".

"Quien ocupe la Casa Blanca tiene importancia. En estas elecciones, cada uno de nosotros se enfrenta a la misma pregunta: ¿En qué tipo de país queremos vivir? ¿Queremos un país de libertad, autonomía y Estado de derecho, o uno de desorden, miedo y odio? Debemos elegir entre la crueldad o la compasión, entre el caos o la experiencia, entre la división o la unidad", declaró.

El voto joven

Frente a Harris, se congregaron decenas de jóvenes afroamericanos, muchos de ellos estudiantes de la Universidad de Carolina del Sur, un centro histórico de la comunidad negra ubicado en el condado de Orangeburg.

Algunos estudiantes formaban parte de un coro, mientras que otros pertenecían a una banda de música que hizo resonar sus tambores y profirió gritos de alegría antes de la llegada de Harris.

Una de las integrantes de la banda, LaKayla Dixon, con 21 años de edad, compartió con EFE su profunda admiración por Harris, la primera mujer afroamericana en ocupar la Vicepresidencia, y afirmó que su figura le ha inspirado para ejercer su derecho al voto por primera vez mañana en las primarias demócratas.

"Cada voto, cuenta", subrayó con convicción.

El discurso de Harris se dirigió, sobre todo, a jóvenes como Dixon y se centró en temas que preocupan a ese grupo demográfico, como la deuda estudiantil y el derecho al aborto.

Uno de los desafíos de la campaña es llegar a los votantes jóvenes de la comunidad negra, quienes, según las encuestas, no están especialmente entusiasmados por Biden y podrían optar por quedarse en casa en lugar de ir acudir a las urnas en noviembre.

Carolina del Sur, el "primero en la nación"

En el escenario donde habló Harris había dos grandes letreros que, en letras blancas y sobre un fondo azul, rezaban: "El primero en la nación", haciendo referencia a la posición actual de Carolina del Sur como el primer estado en dar inicio al proceso de primarias demócratas.

Por iniciativa de Biden, el Partido Demócrata ha modificado el calendario de primarias, arrebatando a Iowa y Nuevo Hampshire los primeros lugares que habían ocupado desde 1972, y otorgándole este honor a Carolina del Sur.

Esta modificación tenía dos objetivos: reafirmar la lealtad de Biden al estado que revitalizó su candidatura en 2020, tras quedar en cuarto lugar en Iowa y quinto en Nuevo Hampshire durante las primarias demócratas; y recuperar el respaldo de los votantes afroamericanos, que será claves en una eventual batalla con Trump.

Carolina del Sur será crucial para medir el respaldo de la comunidad afroamericana a Biden, dado que se estima que el 60 % de los demócratas en este estado pertenecen a dicha minoría.

La campaña ha intentado llegar a esa comunidad con una gran cantidad de anuncios en televisiones y radios, así como múltiples visitas tanto de Harris como de Biden.

El presidente, sin embargo, no acudirá a Carolina del Sur en las horas previas a las votaciones y el domingo estará en Nevada, el próximo estado en el proceso de primarias.

Beatriz Pascual Macías

(c) Agencia EFE