Anuncios

Guerrero tiene relación crimen-Estado: Falko Ernst en Con los de Casa

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 14 (EL UNIVERSAL).- En una nueva emisión de "Con los de Casa", el Director General Editorial de EL UNIVERSAL, David Aponte junto a Maite Azuela, Hectór de Mauleón y como invitado Falko Ernst, analista de Crisis Group, hablaron sobre el incremento de la violencia que ejerce el crimen organizado en México.

Para el experto Falko Ernst, la violencia que experimentan los habitantes de Guerrero es tan fuerte que han tenido que aprender a sobrevivir económica y físicamente bajo las reglas de los grupos criminales.

Con respecto al proceso electoral de este 2 de junio, Falko explicó que ahora se le pide permiso al crimen organizado para las elecciones.

"Los grupos criminales han diversificado su forma de sobrevivir. Su estrategia es manipular procesos políticos, meterse en elecciones, un ejemplo es Apatzingán. Hoy, son operadores políticos los candidatos que van con los jefes criminales para proponerles, se ha revuelto por completo la relación crimen-Estado eso implica un mayor poder en la vida de las personas", dijo Falko Ernst.

Además, contó que los líderes criminales no temen a las autoridades: "lo más fácil es con la Fiscalía, llegan a mi plaza, tienen mi número, platicamos, comemos, nos echamos un tequila, chido, seguimos trabajando juntos", relató cómo se ponen de acuerdo.

Las personas de a pie han tenido que aprender a "callar, recibir los golpes y acatar", lamentó David Aponte.

Maite Azuela criticó como el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador o Luisa María Alcalde, niegan la violencia ante las manifestaciones que realizan los transportistas. "Abandonó a Guerrero, no han podido poner orden y paz", afirmó.

Héctor de Mauleón recordó que este miércoles, fue asesinado Tomás Morales Patrón, candidato de Morena en Chilapa, Guerrero, y como desde los 80's cuando se dio a conocer la detención del Caro Quintero se dio a conocer la colusión del crimen con políticos, jueces, fiscales, policías y militares.

"Ya no estamos hablando de una sociedad víctima del crimen organizado sino de una sociedad criminal", sostuvo el columnista de EL UNIVERSAL.