Anuncios

Grupos armados matan a dos policías en Guanajuato

GUANAJUATO, Gto., febrero 8 (EL UNIVERSAL).- Con cuatro horas de diferencia, grupos armados mataron a dos policías en dos hechos. Un oficial estatal y sus dos hijos fueron calcinados en su casa en la ciudad de Abasolo y un agente municipal fue abatido a tiros en un recorrido de vigilancia por la zona rural de Comonfort, Guanajuato.

La tarde del pasado martes, un comando disparó en contra del elemento de las Fuerzas del Estado identificado como Ramón Ponce, de sus hijos de 11 y 18 años y de su esposa en el interior de su casa, donde detonaron granadas que incendiaron el inmueble, en la colonia Potrero de Los Martínez.

La madre fue rescatada con lesiones de arma de fuego y quemaduras y fue trasladada a un hospital en condiciones graves.

Ponce, de 46 años, pertenecía a la Policía Estatal de Caminos, y en la fecha de agresión se encontraba en su día de descanso.

Hasta la tarde de este miércoles no había personas detenidas.

El segundo hecho, ocurrió a las 09:00 de la noche, cuando un policía municipal que realizaba rondines de vigilancia en una patrulla fue emboscado en la colonia Obrera de la comunidad Empalme Escobedo, Comonfort.

El policía murió a un lado de la patrulla que tenía a su cargo.

La presidencia Municipal precisó que el policía José Luis Hernández Olalde, fue atacado y abatido a bordo de la unidad oficial por hombres armados.

Agentes de Investigación Criminal encontraron que la patrulla presentaba daños por diversos impactos de bala y casquillos percutidos cerca del oficial sin vida.

El alcalde Claudio Santoyo Cabello expresó el pésame para la familia del elemento de Seguridad.

Asimismo, el Gobierno del estado expresó que lamenta y condena los hechos donde un agente de las Fuerzas de Seguridad Pública y su familia, fueron atacados. Señaló que los eventos ocurridos en Abasolo y Comonfort son consecuencia del trabajo "que hemos venido realizando las corporaciones estatales y municipales".

En 30 días, diez policías y un bombero fueron asesinados en ataques armados en Guanajuato.