Anuncios

Griner regresa a EEUU con "buen ánimo", mientras ruso Bout aterriza en Moscú

Por Susan Heavey

WASHINGTON, 9 dic (Reuters) - La estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner aterrizó el viernes en Estados Unidos, tras 10 meses detenida en Rusia, en el marco de un intercambio de prisioneros con el traficante de armas Viktor Bout, que voló a casa horas antes para abrazar a su familia en la pista del aeropuerto de Moscú.

"Dicen que está con muy buen ánimo, parece estar en buen estado de salud", dijo el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, a MSNBC en una entrevista citando a funcionarios estadounidenses que estuvieron con ella en San Antonio, Texas, donde llegó justo antes del amanecer.

El canje del jueves, que culminó meses de laboriosas negociaciones, fue un raro ejemplo de cooperación entre Estados Unidos y Rusia tras la invasión de Ucrania por Moscú, aunque el Kremlin se apresuró a decir que no demostraba una mejora de las relaciones.

Los medios estatales rusos anunciaron a bombo y platillo el canje como una victoria para Moscú, tras la liberación de un hombre descrito por el Departamento de Justicia estadounidense como uno de los traficantes de armas más activos del mundo, que comerció con terroristas y enemigos de Washington durante décadas. Bout siempre negó las acusaciones.

Al anunciar su liberación el jueves, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que el canje ponía fin a lo que describió como meses de "infierno" para Griner, de 32 años, dos veces medallista de oro olímpica y estrella del Phoenix Mercury de la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino.

"Tan feliz de tener a Brittney de vuelta en suelo estadounidense. ¡Bienvenida a casa BG!", tuiteó el enviado presidencial especial estadounidense, Roger Carstens.

La comisionada de la WNBA, Cathy Engelbert, dio crédito a los negociadores estadounidenses en una entrevista con CNN y añadió: "Brittney realmente merece estar en casa. Fue detenida de forma injusta y estamos felices de que hoy se reúna con su familia".

Griner, que voló a San Antonio antes del amanecer del viernes, fue detenida el 17 de febrero en un aeropuerto de Moscú después de que se encontraran en su equipaje cartuchos para vapear que contenían aceite de cannabis, prohibido en Rusia.

Mientras Griner volaba de regreso a casa, Bout llegó a Moscú y abrazó a su madre y a su esposa tras pisar la pista, según mostraron imágenes de televisión.

En una entrevista con el canal de noticias estatal RT dijo que era difícil describir sus sentimientos, al tiempo que aseguró que no había encontrado mucho sentimiento antirruso durante su encarcelamiento en Estados Unidos.

Bout rechazó la idea de que Rusia haya sido el más beneficiado en el intercambio o que hubiera hecho que Biden pareciera "débil".

"Yo no sacaría esa conclusión (...) Estoy bastante seguro de que ni nuestros dirigentes, ni ningún otro, piensa en tales nociones: si eres débil o no", señaló.

Biden siguió de cerca las negociaciones, pero no fue hasta las últimas semanas cuando tomó la "muy dolorosa" decisión de conceder clemencia a Bout para que se llevara a cabo el canje, según declaró el jueves a la prensa un alto funcionario.

Griner fue trasladada al Brooke Army Medical Center en Fort Sam Houston, Texas, para someterse a una evaluación, dijo Kirby. Su familia pidió privacidad en su transición de regreso a casa.

ESTADO LAMENTABLE

Griner, que estaba detenida en Rusia desde una semana antes de la invasión de Ucrania, viajó desde una colonia penal rusa a Moscú, y luego al aeropuerto de Abu Dabi, en Emiratos Árabes Unidos, donde se realizó el intercambio, en el que ambos se cruzaron en la pista, dijeron funcionarios estadounidenses.

"Las relaciones bilaterales siguen en un estado lamentable", declaró el viernes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, citado por la agencia de noticias TASS.

"Las conversaciones versaron exclusivamente sobre el asunto del intercambio. Probablemente sea erróneo sacar cualquier conclusión hipotética de que esto puede ser un paso hacia la superación de la crisis en las relaciones bilaterales", agregó.

Sin embargo, el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, afirmó que Moscú y Washington seguirán hablando sobre posibles canjes de prisioneros de manera directa, sin intermediarios, según informó la agencia RIA Novosti.

Las agencias de noticias estatales rusas también citaron a Ryabkov afirmando que diplomáticos rusos y estadounidenses de bajo nivel se reunieron en Estambul el viernes para discutir varios asuntos.

(Reporte de Susan Heavey y Doina Chiacu en Washington, Kaylee Greenlee Beal en San Antonio, Texas, Guy Faulconbridge y Felix Light en Moscú y Rhea Binoy en Bengaluru; editado en español por Juana Casas y Carlos Serrano)