Anuncios

Los goles de Lionel Messi y Enzo Fernández con los que Argentina le ganó a México por 2-0 en el Mundial 2022

El momento en que Lionel Messi le da la ventaja a la selección argentina contra México
El momento en que Lionel Messi le da la ventaja a la selección argentina contra México - Créditos: @Captura DSports

El panorama era lúgubre. La selección argentina estaba sumida en el nerviosismo y las dudas. México se guardaba con tranquilidad en su área. Y apareció Lionel Andrés Messi. Cuando más lo necesitaba el equipo. Cuando no podía penetrar la resistencia mexicana. Cuando no aparecían los delanteros y la Pulga debía bajar, de nuevo, a buscar la pelota muy atrás en la cancha para tener contacto con el juego.

Corrían 17 minutos del segundo tiempo en lo que parecía ser una jugada anodina. Aún con el rival agazapado, Enzo Fernández tocó hacia la derecha para Ángel Di María, y el Fideo observó al número 10 desmarcado en su área de mayor influencia: los tres cuartos de cancha. Lógicamente le entregó la pelota, y con todo México detrás de la pelota, Messi sacó un zurdazo al ras del césped que fue perfectamente esquinado a la izquierda de Guillermo Ochoa. Y despertó la erupción de todo un país en un grito de gol liberador.

Como casi siempre que convierte, y gracias a la regularidad con la que lo hace, con este gol la Pulga llegó a 93 con la camiseta albiceleste, dejando ya muy atrás a los 56 de Gabriel Batistuta. Sin embargo, aún le faltan dos para alcanzar el registro de 10 tantos del Bati en Mundiales, aunque con sus 8 ya igualó nada menos que a Guillermo Stábile (todos marcados en Uruguay 1930) y Diego Armando Maradona.

Pero la alegría no terminaría ahí para la selección. Aún le faltaba un gol más para dejar sin posibilidades al oponente, que de todos modos no había siquiera asomado en la mitad de campo argentina, pero era imposible saber si lo iba a volver a hacer. Por eso fue tan importante el segundo tanto, por cortesía de Enzo Fernández. Un córner corto sacado por Messi y Rodrigo De Paul dejó al volante de Benfica en una posición ideal dentro del área para sacar un tiro con comba, cuya ejecución fue tan perfecta que Ochoa ni siquiera pudo tocar la pelota cuando se arqueó y se metió en el arco. Argentina ya podía respirar y celebrar.

Lionel Messi y Nahuel Molina se hunden en un sentido abrazo al final del encuentro entre la Argentina y México, con victoria por 2-0
Lionel Messi y Nahuel Molina se hunden en un sentido abrazo al final del encuentro entre la Argentina y México, con victoria por 2-0 - Créditos: @Aníbal Greco

El desparpajo con el que entró Fernández fue realmente sorprendente, y también lo pone en perspectiva un nuevo récord que dejó el jugador surgido en River: es el goleador más joven (21 años y 313 días) en anotar para la Argentina desde que el propio Messi lo hiciera con 18 años y 257 días en 2006 ante Serbia y Montenegro, en su debut mundialista. Ese partido también resulta histórico por otro motivo: a sus 35 años y 155 días, la Pulga se convirtió simultáneamente en el jugador más joven y más longevo en registrar un gol y una asistencia en un partido mundialista, para cualquier selección.

El triunfo dejó también a la Argentina en una posición mucho más saludable de cara a la última fecha, donde espera Polonia el próximo miércoles. De vencer a los europeos por la mínima, el seleccionado se aseguraría incluso la punta del grupo C, siempre y cuando Arabia Saudita no termine venciendo a México por un margen de tres goles más del que consiga el equipo de Lionel Scaloni. Un escenario muy amable, en relación a las temerosas proyecciones previas al duelo.

Ese alivio estuvo muy bien reflejado en las declaraciones de Messi apenas terminó el partido: “Era importantísimo porque no nos quedaba otra, teníamos que ganar para depender de nosotros”, reconoció el número 10. “Era un partido muy difícil de jugarlo, por el rival, la situación y cómo llegábamos después del primer partido. Lo jugamos como había que jugarlo y la gente respondió también, de eso no teníamos duda”, aseguró.

La Pulga, a quien le fue entregado el premio al jugador del partido, también elogió a sus compañeros por salir adelante frente a circunstancias difíciles: “Todos hicieron un partidazo, los que salieron desde el inicio y los que entraron. Este es el camino, somos un grupo en que somos importantes todos. El que entra, responde. Ahora hay que pensar en lo que viene, que no hicimos nada. Nos acomodamos, pero falta otro partido”, concluyó.

Los goles del triunfo contra México