Anuncios

El Gobierno japonés aprueba un proyecto de ley para introducir la custodia compartida

Tokio, 8 mar (EFE).- El Gobierno japonés aprobó este viernes un proyecto de ley de enmienda del Código Civil para introducir la custodia compartida tras el divorcio, un supuesto legal no presente en su legislación hasta ahora.

La custodia compartida se sumará a la custodia exclusiva existente actualmente en el país, en la que un tribunal de familia decide la custodia única de uno de los progenitores tras el divorcio y que ha alimentado el drama de los secuestros parentales, pues se suele otorgar al padre que vive con el menor cuando comienza la mediación.

Las voces que pedían la introducción de la enmienda señalaban que la custodia única dificulta la participación del padre no custodio en la crianza y favorecía, además, el impago de la manutención.

El primer paso para determinar qué tipo de custodia se optará consistirá en consultas entre los padres para decidirlo de mutuo acuerdo. Si no se llega a un consenso, un tribunal de familia determinará qué custodia es la más adecuada en función de los intereses del menor y decidirá quién tendrá la patria potestad.

Durante el proceso de decisión, el tribunal también podrá fomentar que se realicen visitas antes de tomar una decisión definitiva.

Si el tribunal de familia determina que se ha producido o existe riesgo de violencia doméstica o abuso infantil, se otorgará la custodia exclusiva de los menores a un sólo progenitor.

La violencia doméstica venía siendo el principal escollo para la introducción de esta custodia, pues las voces críticas alegan que dificultará el proteger a los menores y a las propias víctimas.

La enmienda introduce, además, novedades en lo que respecta a conflictos con la manutención. En caso de impago o retraso, podrán embargarse los bienes del progenitor deudor y también se establecerá un sistema legal de manutención en virtud del cual se podrá reclamar una cantidad fija en caso de divorcio sin precio aviso.

La aprobación gubernamental del proyecto de ley llega tras tres años de debiliberaciones. El Ejecutivo tendría previsto llevar el proyecto al Parlamento para su aprobación este mismo año, lo que, de producirse, conllevaría su entrada en vigor en 2026.

"Hemos estructurado esta reforma poniendo el interés de los menores como prioridad", dijo el ministro nipón de Justicia, Ryuji Koizumi, en declaraciones a la prensa tras el visto bueno del Gobierno. "Quiero dar a conocer el significado de la modificación a la población y espero que la comprendan", añadió.

Japón suscribió en 2014 el Convenio de La Haya sobre la Sustracción Internacional de Menores, pero incluso tras ello, los casos de progenitores japoneses que llevan a sus hijos de vuelta a Japón sin el consentimiento de la otra parte sigue siendo un problema con casos de importante perfil mediático en años recientes.

Entre los afectados por estas sustracciones existe la opinión de que este mecanismo de búsqueda de consenso hace que la legislación sea inútil en la práctica, ya que no ofrece una solución real para divorcios conflictivos, los que requiere realmente de mediación.

Este problema, que afecta sobre todo a los propios progenitores japoneses, llevó a la Unión Europea a criticar a Japón y a pedirle que introdujera una ley que reconociera la custodia compartida, contemplada en las leyes de las principales potencias globales.

(c) Agencia EFE