Anuncios

El Gobierno chileno activa fondos para la recuperación y entrega a bonos a afectados por incendios

Santiago de Chile, 8 feb (EFE).- El presidente chileno, Gabriel Boric, viajó este jueves a la zona afectada por los incendios en la región de Valparaíso para anunciar la activación del Fondo Nacional de Reconstrucción para los damnificados de los incendios más mortíferos de las últimas décadas, que hasta ahora han dejado 131 personas fallecidas, 7 de ellas menores de edad.

“Pese al duelo, como Gobierno no hemos detenido el trabajo diario. Estamos activando todas las herramientas a nuestro alcance para reponernos de esta catástrofe producto de los incendios”, dijo Boric en un punto de prensa, en la antesala del funeral de Estado al expresidente Sebastián Piñera, que dejó un doble luto en el país.

“Acá las dimensiones económicas y los recursos que vamos a necesitar son muy altos y el Estado va a poner a disposición todo lo que sea necesario”, añadió en referencia a esta herramienta, creada tras el terremoto de 2010, en el primer mandato de Piñera (2010-2014) para canalizar e incentivar ayudas del mundo privado en emergencias.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, señaló que “se puede donar sin un fin específico; para financiar ciertos proyectos, uno en concreto o hacer una donación en especie".

Los incendios, que afectaron en especial a cuatro comunas de la región porteña -Viña del Mar, Linares, Villa Alemana y Quilpué- han calcinado más de 10.000 hectáreas y han dejado, según cifras oficiales que aún no están cerradas, unos 12.000 hogares afectados que empezarán a recibir ayudas económicas estatales este viernes.

La prensa local reveló este jueves que los fuegos habrían sido provocados porque, de acuerdo con los peritajes dados a conocer, la Policía de Investigaciones (PDI) detectó evidencias de que se arrojó bencina y parafina en el lugar donde se iniciaron las llamas.

Según informó el fiscal especializado en la materia, Osvaldo Ossandón, al diario La Tercera se identificó el punto exacto donde comenzó el fuego: cuatro focos simultáneos en el sector de Las Tablas, en el Lago Peñuelas, en Viña del Mar.

La hipótesis de la intencionalidad ha ido tomando fuerza con el pasar de los días hasta el punto de que el martes el presidente subió el tono contra los presuntos responsables: "A esos miserables los vamos a encontrar y los meteremos entre rejas", recalcó. Hoy reiteró estos comentarios durante el anuncio de las ayudas a las familias damnificadas.

El lunes, el jefe de Defensa Nacional en las provincias de Valparaíso y Marga Marga, dos de las más afectadas, el contraalmirante Daniel Muñoz, había expuesto en una entrevista por primera vez que "hay indicios de un patrón de comportamiento que indica que hubo una planificación, algo orquestado y organizado”.

Sin embargo, por ahora, no hay detenidos relacionados con ese delito porque los dos únicos sospechosos arrestados el lunes quedaron en libertad luego de que la Fiscalía declinara imputarles por falta de pruebas.

Identificación de cadáveres

Sobre la búsqueda e identificación de los cuerpos, una de las tareas más complejas y que ha avanzado lentamente debido a las dificultades para reconocer los cadáveres, el Servicio Médico Legal (SML) informó que el número de identificados aumentó a 40 personas y que se entregaron 27 cuerpos a sus familiares. De las 66 denuncias por presunta desgracia (desaparición), faltan 14 que no coinciden con personas que se encuentran en el SML.

Los fuegos empezaron el viernes en la mañana y se propagaron rápidamente debido a las fuertes rachas de viento que corría aquella tarde en la zona y a las temperaturas extremas de la última semana. La alta densidad poblacional en terrenos de difícil acceso, sumada a la prolongada sequía en Chile dificultaron las tareas de extinción.

La gravedad de los incendios ha sido tal que las autoridades aseguran que se trata de la peor catástrofe natural que vive Chile desde el terremoto de 2010, que dejó 525 muertos.

(c) Agencia EFE