Anuncios

Gobierno de AMLO sigue sin ver ni escuchar, asegura "Alito" Moreno

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 10 (EL UNIVERSAL).- El gobierno federal de Morena sigue sin ver, escuchar ni atender los graves problemas que aquejan a todo el pueblo mexicano como la inseguridad, aseguró el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno.

En un comunicado, enfatizó que las reformas constitucionales y legales presentadas al Congreso por el gobierno de Morena están desconectadas de las necesidades reales y apremiantes de los mexicanos, pues el tema de la seguridad es la principal preocupación de las familias.

"Como si las masacres diarias no fueran suficientes, ni la inseguridad fuera la principal preocupación de la sociedad mexicana".

La incapacidad del gobierno, agregó, se refleja especialmente en el aspecto de seguridad, ya que los grupos criminales se han multiplicado y tomado como rehén a numerosas comunidades de la ciudad, el campo, la montaña, la sierra y el desierto, sin mostrar disposición para proteger a la población y llevar ante la ley a aquellos que perturban la paz, la seguridad y el empleo de la gente de bien.

Consideró que la desaparición de fondos y recursos que eran destinados a capacitar, fortalecer y proteger a las fuerzas policiales estatales y municipales es la principal causa del crecimiento de los grupos criminales en el país.

En ese sentido, el dirigente nacional del tricolor expuso que como si aún estuviera en campaña y no hubiera gobernado durante los últimos cinco años, a Morena ahora "se le ocurre" que es momento de insistir en temas electorales, después de gastar miles de millones de pesos en proyectos de infraestructura inútil.

Alejandro Moreno destacó que la irresponsabilidad es la característica distintiva del actual gobierno, ya que no le importa que más de 80 mexicanos pierdan la vida cada día a manos de la delincuencia y la inseguridad.

Por ello, advirtió que cada minuto que pasa es una oportunidad perdida para salvar a México de la destrucción a la que Morena nos está llevando precipitadamente.

Indicó que el gobierno ha evadido su obligación de atender la inseguridad en colaboración con las entidades federativas e incluso ha desmantelado grupos policiales con experiencia, capacidad y honestidad, como la Policía Federal y la Policía de Caminos.

"Ilusoriamente", agregó, "el gobierno creyó que un puñado de guardias nacionales podía hacer el trabajo de cientos de miles de agentes policiales".

Explicó que ese un grave error en el que Morena sigue incurriendo, ya que la reforma que hoy propone pretende seguir militarizando la seguridad pública con una institución que apenas está en proceso de formación y que aún no demuestra capacidad para garantizar la seguridad de la sociedad.

Lo que es aún peor, abundó, es que el gobierno pretende ignorar la voluntad del Constituyente Permanente para garantizar que la Guardia Nacional sea un órgano civil, mediante reformas que intentan integrarla completamente a las Fuerzas Armadas.