Anuncios

Una fuente del SBU ucraniano reivindica ataques con drones a tres refinerías rusas

Kiev, 13 mar (EFE).- El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) atacó la pasada noche con drones tres refinerías de petróleo situadas en tres regiones distintas de la Federación Rusa, según declaró este miércoles a la agencia pública de noticias ucraniana, Ukrinform, una fuente anónima del propio SBU.

Las tres refinerías atacadas están en las regiones rusas de Riazán, Nizhni Nóvgorod y Leningrado, todas ellas en el oeste de Rusia.

“Estamos llevando a cabo una estrategia detallada sistemática para reducir el potencial económico de la Federación Rusa”, declaró la fuente del SBU a Ukrinform.

“Nuestra tarea”, añadió, “es privar al enemigo de recursos y reducir el flujo de dinero del petróleo y del combustible que la Federación Rusia destina directamente a la guerra, a matar a nuestros ciudadanos”, remachó la fuente.

El canal de Telegram ruso Baza ha publicado esta madrugada varios vídeos de un incendio y una columna de humo en la refinería de Riazán.

Las autoridades rusas informaron este miércoles del derribo en las últimas 24 horas de más de 40 drones ucranianos en la región rusa de Voronezh. El Ministerio de Defensa ruso también ha informado de ataques ucranianos con varios drones contra las regiones de Bélgorod, Briansk, Kursk, Leningrado y Riazán.

Según ha declarado una fuente del SBU ucraniano a la publicación de Kiev Ukrainska Pravda, drones ucranianos han atacado una base de la fuerza aérea rusa y un aeródromo militar en la región de Voronezh, en el oeste de Rusia.

Ucrania ha lanzado en los últimos días varios ataques masivos con drones contra territorio de la Federación Rusa. Las autoridades de las regiones rusas de Nizhni Nóvgorod y Oriol informaron este martes de incendios en una refinería y un depósito de petróleo, respectivamente, como consecuencia de un ataque ucraniano.

Kiev ha apostado en los últimos meses por desarrollar drones de largo alcance para atacar objetivos militares e infraestructuras estratégicas rusas en la retaguardia. EFE

mg/egw

(c) Agencia EFE