Anuncios

Frank Fabra renovó contrato con Boca hasta diciembre de 2025: de los errores y querer irse a ser capitán del último campeón y poder igualar a Guillermo Barros Schelotto

Guillermo y Fabra. El colombiano se afianza como el Nº 3 titular de Boca
Guillermo Barros Schelotto y Fabra en 2017. El colombiano fue una de las caras de la derrota en la eliminación de la Libertadores 2019 (con Russo como DT), pero recuperó terreno y se afianzó como el Nº 3 titular de Boca

Frank Fabra renovó este sábado su contrato con Boca hasta diciembre de 2025. Así lo anunció el club en su cuenta oficial de Twitter, en una foto en la que posó con Marcelo Delgado, integrante del Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme, y con la camiseta xeneize con el número 2025.

El lateral colombiano, de 31 años, revirtió su situación en Boca a tal punto que dejó de pensar en irse, se nacionalizó argentino y terminó siendo el capitán del último campeón, que levantó la Copa de la Liga Profesional de este año con Hugo Ibarra como entrenador.

Frank Fabra, en la foto junto con Marcelo Delgado, renovó contrato con Boca hasta diciembre de 2025
Frank Fabra, en la foto junto con Marcelo Delgado, renovó contrato con Boca hasta diciembre de 2025 - Créditos: @Prensa Boca

Había llegado a comienzos de 2016, con Rodolfo Arruabarrena como DT. Debutó con la camiseta de Boca el 14 de febrero de 2016, en la derrota ante Atlético Tucumán por 1-0, en la Bombonera. Esa caída fue, justamente, el final del Vasco en la Ribera. Luego llegaría Guillermo Barros Schelotto. Esa tarde de la presentación de Fabra, el equipo de Arruabarrena había formado con Orión; Cata Díaz, Tobio, Insaurralde y Fabra; Bentancur, Cubas y Gago; Palacios, Daniel Osvaldo y Tevez.

Fabra siempre tuvo como fuerte el juego ofensivo, cómo pasaba al ataque y su calidad técnica para desequilibrar con asistencias y goles de zurda (suma 15 en los 186 partidos oficiales que lleva disputados en Boca), aunque también la pasó mal y recibió críticas por sus desconcentraciones defensivas y cierto andar cansino a la hora de esforzarse por el retroceso.

Gol de Fabra a Gimnasia, en La Plata, clave en el último título de Boca
Gol de Fabra a Gimnasia, en La Plata, clave en el último título de Boca - Créditos: @Santiago Hafford

Si bien era bien considerado por todos los entrenadores y lleva ganados 8 títulos en azul y oro, hasta hace poco el propio Juan Román Riquelme debió salir a respaldarlo y defenderlo de las críticas que los propios hinchas le hacían. El presidente del Consejo de fútbol tiene debilidad por el lateral colombiano, hace varios años piensa que es el mejor número 3 de la Argentina y festeja desde su palco los goles de Fabra más que los otros que puede hacer otro futbolista.

Fabra fue partícipe de las conquistas de los campeonatos 2016/17, 2017/18, 2019/20, Supercopa Argentina 2018, la Copa Maradona 2020, la Copa Argentina 2021, la Copa de la Liga 2022 y la Liga Profesional 2022. Sin embargo, hasta no hace mucho era mirado de reojo... Pero terminó siendo clave en la última vuelta olímpica que Boca consiguió tras empatar ante Independiente en la última fecha, hace un par de semanas. Venía de hacer un golazo ante Gimnasia, en La Plata, y a su desequilibrio ofensivo le había sumado -recientemente- un mejor rendimiento defensivo.

Uno de los momentos en los que peor le fue sucedió en la Libertadores de 2019, que se terminó de disputar por la pandemia de Coronavirus, en enero de 2020. Fabra se fue expulsado a los 10 minutos del segundo tiempo luego de cometer una infracción contra el delantero de Santos Marinho. Sin embargo, la tarjeta roja no se dio por la infracción en sí, sino que el colombiano, mientras el atacante estaba en el suelo, saltó y le pisó el abdomen. Boca perdió 3-0 con Santos, fue eliminado y no sólo el cuerpo técnico de Russo recibió cuestionamientos, también varios futbolistas, entre ellos Fabra.

En junio pasado, Riquelme lo elogió en una entrevista con TyC Sports: “Es el jugador con más años en nuestra institución. Está convencido de lo importante que es para nuestro equipo, no solo dentro, sino fuera de la cancha. A veces tenés que tomar responsabilidades que no pensabas”, y había seguido en su análisis involucrando a Oscar Romero: “Cuando Romero llegó de Paraguay venía de muchos meses sin jugar y ellos concentraban juntos. Ahora parece que hace años que está jugando en el club y eso es gracias a Fabra que ha tenido que acompañarlo, apoyarlo y hacerlo sentir cómodo desde el primer día en nuestro club”.

Y en una nota con ESPN, al mismo tiempo, redobló la apuesta: “Fabra va a quedar en la historia de Boca. Lleva más de siete años en el club, ya es de la casa. Por más que hay veces que decimos ‘¡Qué crack!’, después de ver el golazo que le hizo solo a Rosario Central en la cancha de Vélez y al otro día por ahí está mirando a la tribuna y el 7 le hace el gol y vos decís: ‘¿Qué estaba haciendo?’. Es increíblemente bueno cómo juega al fútbol. Estamos muy felices de tenerlo en nuestro club. Va a estar entre los mejores laterales izquierdos de Boca”.

Si Fabra logra completar la renovación de contrato que acaba de firmar hasta diciembre de 2025, igualará el tiempo que Guillermo Barros Schelotto se puso la camiseta xeneize, ya que el Mellizo llegó en 1997 (con Héctor Veira como DT) y se fue en 2007, en el primer ciclo de Migual Angel Russo, ya que el ex Gimnasia estaba relegado por el gran momento de Rodrigo Palacio. No es común que en la actualidad un jugador esté tanto tiempo en un club.

Frank Fabra en un clásico Boca vs. River ante Agustín Palavecino
Frank Fabra en un clásico Boca vs. River ante Agustín Palavecino - Créditos: @Anibal Greco

Como en varios mercados de pases sucedió con Sebastián Villa, Fabra había pedido ser transferido si llegaba alguna oferta, pero esa posibilidad nunca estuvo de manera concreta. Por lo que el lateral debió agachar la cabeza y empujar para adelante. Pocos como Juan Román Riquelme vislumbraban este presente. Con la salida de Carlos Izquierdoz, Fabra se transformó en uno de los capitanes junto con Pol Fernández y eso incluso logró enfocarlo más en el juego y su rol dentro del campo con sus compañeros. El rendimiento que tuvo en las últimas fechas de la Liga Profesional quizás haya sido el mejor y el más regular de su etapa en el Xeneize. Ahora no sólo disfruta, ya no piensa en irse y está ante la posibilidad de sumar este domingo un título más a su colección: el Trofeo de Campeones ante Racing.